Soria, tras el triunfo: «Voy a agradecerle a la Presidenta lo que hizo por Río Negro»

intendente de General Roca y gobernador electo de Río Negro, Carlos Soria, expresó que le agradecerá a la presidenta Cristina Fernández «todo lo que hizo por Río Negro», y que el contundente triunfo del FPV «demuestra que la gente sabe premiar y también castigar».

Soria, en diálogo con Télam, adelantó también algunas de las medidas que implementará su gobierno y señaló que Río Negro debe solucionar en forma urgente la deuda que mantiene con el Estado nacional.

Al hablar sobre la Presidenta, dijo que «voy a agradecerle, porque cada vez que la convocamos para que enviara un ministro, una solución, una ayuda, siempre estuvo. Le pedimos colaboración con la provincia en momentos muy difíciles, y Cristina siempre respondió.

Con la crisis de la fruticultura, con la emergencia volcánica, en todos los casos», agregó.

«La gente sabe premiar y sabe castigar», afirmó al referirse a la contundencia del resultado de las elecciones provinciales, y estimó que la ventaja sobre Barbeito fue de alrededor de 17 o 18 puntos.

Explicó que se debió a «una expresión de cansancio y hartazgo de la sociedad» con las gestiones radicales que gobiernan la provincia desde 1983. «¿Por qué iba a darles cuatro años más, si tuvieron 28 y no supieron hacer las cosas?», se preguntó, y destacó que por contrapartida «ven que hubo buenas gestiones en General Roca, Cipolletti, San Antonio o Villa Regina».

«Es una gran oportunidad de hacer cierto lo que venimos prometiendo: es una provincia rica que debe producir, con autoridad y orden. Esto no es autoritarismo, sino que hay que trabajar mucho, desde el gobernador hasta el último empleado público», agregó.

«Esto significa una gran responsabilidad. Los rionegrinos querían un cambio y nosotros debemos dar respuestas, enseguida. No van a esperar 28 años, quieren medidas rápido», sostuvo.

Recordó que cuando asumió la Intendencia de General Roca en 2003 sólo contaba con gran experiencia en labores legislativas y que al frente de la Municipalidad se dedicó a «sumar experiencia pensando en el futuro, en un trabajo púramente ejecutivo. Gestionar es otra cosa y fue a lo que los rionegrinos apuestan ahora».

En el mismo sentido destacó la gestión de su compañero de fórmula, el intendente de Cipolletti Alberto Werentinlek, y vaticinó que el gobierno de Río Negro «demostrará que con estos principios podremos sacar a la provincia adelante».

Dijo que entre los temas urgentes por resolver apenas asuma estará el endeudamiento de la provincia con el Estado nacional en 4.800 millones de pesos.

Explicó que el gobernador Miguel Saiz logró una renegociación de la deuda con dos años de gracia, que se terminan «justo a fin de año. O sea que me toca a mí empezar a pagar».

«Pero empecé a trabajar como gobernador antes de asumir y ya analicé el tema con la Presidenta y el ministro de Economía, Amado Boudou. Me prometieron que al menos las primeras cuotas las vamos a refinanciar. Eso ya es un gran alivio», señaló.

Describió las complicaciones financieras señalando que «no se puede gobernar una provincia que tiene el 75% de gastos corrientes y el 15% de amortización de la deuda. Te queda menos del 10% para gobernar, y con eso no podés cambiar ni las cubiertas de las ambulancias, ni chalecos antibala para la policía, ni hacer obras necesarias, como las que reclama Bariloche en forma urgente por la emergencia volcánica».

También dijo que entre las primeras medidas congelará «el ingreso de agentes a la administración pública», y que llamará «a concurso de oposición y antecedentes para los organismos de control. Se acabó eso de que el que gana gobierna y el que pierde controla. Yo no pondría a controlar a ninguno de los funcionarios de esta administración a controlar a mi gobierno».

Expresó que Bariloche será una de los desafíos más importantes de su gestión, ciudad a la que quiere convertir en «la cuarta puerta de ingreso al país».

«Es la ciudad más importante en cantidad de habitantes y por los ingresos que genera. Vamos a contar con los recursos de Nación para ayudarla a salir de la emergencia. Cuando la vida está llena de dificiultades, lo importante no es evitarlas, sino saber cómo reaccionar, sin ausentarse, estando siempre presente», afirmó.

Esta ciudad tendrá elecciones municipales el domingo 2 de octubre. Al respecto Soria anticipó que viajará el jueves para «acompañar al compañero Omar Goye (candidato a intendente del FPV), para que sea intendente y juntos logremos sacarla adelante».

«Y después tenemos que ganar el 23 de octubre, como lo hicimos en las primarias, para seguir trabajando en el proyecto de transformación del país que comenzó Néstor Kirchner y siguió Cristina, y para hacer de ese proyecto una realidad en Río Negro», finalizó.

Soria viajará este lunes a Buenos Aires y el martes tiene previsto entrevistarse con la jefa de Estado.

noticias relacionadas