Scioli pidió un “impasse” en las donaciones y llamó a revisar los códigos de planeamiento urbano

El gobernador bonaerense pidió hoy a la población no enviar más donaciones para los afectados por el temporal en La Plata hasta tanto se fijen nuevas prioridades y anunció que instará a los municipios a que “revisen” sus códigos de planeamiento urbano.

Durante una conferencia de prensa que ofreció en la Casa de Gobierno, además ratificó que son 51 los muertos por el temporal que inundó La Plata y desmintió que se oculten víctimas fatales por el temporal.

““Dadas las características de esta tragedia, las condiciones geográficas, sabemos que pueda darse la circunstancia de que pueda aparecer alguna denuncia que no tenemos al respecto. En caso que lo hubiese, inmediatamente lo vamos a dar a conocer””, sostuvo.

Dijo además que el subsecretario de Política Criminal, Santiago Albarracín, le dijo que hubo “37 personas más fallecidas en la ciudad de La Plata después del siniestro, que son personas que fallecieron por otras causas, no propiamente por la inundación y que inclusive de las 37 había 17 que estaban internadas en los hospitales, previo a la fecha del temporal””.

““Si hay alguna duda de la vinculación sobre la inundación que pueda haber generado un desenlace fatal se va a facilitar en todo momento lo que haga a la investigación”” que lleva adelante el fiscal penal Juan Cruz Concomí Alcorta.

El gobernador, que habló luego de una reunión que mantuvo con su gabinete en la Casa de Gobierno, aseguró que “las donaciones para los damnificados “han superado todo tipo de expectativas y lo agradecemos profundamente”, aunque pidió un “impasse” para fijar nuevas prioridades.

Destacó “el esfuerzo de participación ciudadana con una vocación y compromiso hacia el prójimo” y aseguró que “se fijaron
prioridades, que fueron los elementos que se hicieron llegar, colchones, frazadas, ropa y artículos de limpieza”.

““Por eso -agregó- todas las donaciones y los traslados que están en curso, serán recibidas en los distintos centros que hemos organizado, pero les pedimos que no se siga en esta acción por estas horas, hasta que tengamos identificadas las nuevas prioridades de asistencia y elementos que haya que contar en esta etapa””.

Scioli se hizo eco de los cuestionamientos que realizaran vecinos inundados de La Plata y especialistas en urbanismo respecto al Código de Planeamiento Urbano vigente en la capital provincial, al atribuir el temporal a la construcción de numerosos edificios sin tener en cuenta que debería haberse ampliado la infraestructura de desagües y cañerías.

“Instaremos a los municipios a revisar los códigos urbanos vigentes para que sean compatibles con exigencias del cambio climático, el crecimiento urbano, adaptando la infraestructura de servicios públicos y necesidades hidráulicas, relevando el potencial riesgo”, anunció.

El gobernador dijo que debe evaluarse cómo prepararse “ante los nuevos fenómenos meteorológicos” compatibilizando “el desarrollo urbano y las obras hidráulicas necesarias”.

“El ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía, se encargará de coordinar con los municipios las prioridades de obras y coordinará la orientación de créditos internacionales para el financiamiento de estas obras”, detalló.

Scioli anunció que se hará “un control estricto de la recolección de residuos y la limpieza de fluviales” para garantizar la fluidez de los desagües en próximas lluvias.

En este sentido, precisó que en los últimos días se recolectaron más de 8.000 toneladas diarias de residuos, cuando el promedio de recolección en La Plata es de 650.

Hoy además, a 6 días del temporal que afectó a casi 60.000 viviendas, se normalizó el dictado de clases en casi la totalidad de las escuelas de la capital provincial, en la que los maestros oyeron a sus alumnos contar sus vivencias de la inundación.

También en los barrios afectados por el agua los vecinos continuaban con las tareas de limpieza de las viviendas con el objetivo de retornar los más pronto posible a sus hogares.

Además el ministerio de salud provincial informó que en las últimas horas crecieron las consultas en los puestos sanitarios por problemas gastrointestinales, relacionadas con el consumo de agua no segura o con la ingesta de alimentos en mal estado.

Según se informó, en los hospitales móviles, carpas sanitarias y postas activas, donde se asiste a los afectados por el temporal en La Plata, ya se atendieron 8.000 consultas, de las cuales más del 50 por ciento corresponde a enfermedades respiratorias, un 13 por ciento a lesiones accidentales y un 9 por ciento a diarreas.

“Si bien las consultas por fiebre, catarro y problemas respiratorios siguen siendo predominantes, comenzamos a observar un crecimiento de los cuadros gastrointestinales por consumo de aguas contaminadas o alimentos en mal estado”, explicó el ministro de Salud de la Provincia , Alejandro Collia.

Collia pidió a los afectados “que se acerquen a cualquiera de los 8 hospitales móviles, y más de 15 carpas y postas activas del
ministerio donde podrán vacunarse y atenderse por médicos y enfermeros”.

noticias relacionadas