Radicales y Socialistas pusieron en el “freezer” un eventual acuerdo electoral para octubre

Tras varios días de tensiones entre ambas fuerzas, el titular del radicalismo, Ángel Rozas, y el socialista y hombre de confianza del gobernador Hermes Binner, Juan Carlos Zabalza, concretaron ayer un encuentro que sirvió para poner en suspenso la concreción de un frente electoral de cara a octubre.

Así lo confirmó el secretario general del Partido Socialista, Carlos Roberto, quien sostuvo que se trató de un “encuentro informal” en el que los dirigentes intentaron acercar posiciones respecto al esquema de alianzas del frente, con vistas a los comicios presidenciales del 23 octubre.

El punto en discordia entre radicales y socialistas, que en los últimos días puso al borde de la ruptura el incipiente frente electoral que integran ambas fuerzas, más el GEN, de Margarita Stolbizer, es un eventual acuerdo electoral en territorio bonaerense con el peronista disidente, Francisco De Narváez.

La alianza con el empresario colombiano es impulsada por el candidato presidencial de la UCR, Ricardo Alfonsín, quien está convencido que es indispensable para alcanzar un eventual balotaje frente al kirchnerismo.

La inclusión de De Narváez en el frente es rechazada tanto por socialistas como por el GEN, quienes se inclinan por un frente de neto corte progresista junto a la UCR, Proyecto Sur, el Frente Cívico cordobés de Luis Juez, y Unidad Popular, de Víctor De Gennaro.

Según señaló Roberto, durante el encuentro -realizado ayer al mediodía en el porteño Hotel Castelar- Zabalza le ratificó al titular Rozas el rechazo del socialismo a un acuerdo tanto nacional como distrital con De Narváez, mientras que el radical pidió un “tiempo de espera” para que su partido tome una definición al respecto.

La respuesta del radicalismo se concretará en una nueva reunión, que, según informó el dirigente, se concretaría sobre el fin de semana próximo y de la que participarán integrantes de las comisiones de Acción Política, conformada por ambas fuerzas para continuar las negociaciones.

Se espera que los radicales debatan el tema, cuando este mediodía se reúna la Mesa Nacional partidaria en la sede del Comité Nacional de la calle Alsina, aunque fuentes cercanas a Alfonsín señalaron a Télam que en el acuerdo con De Narváez “no hay marcha atrás”.

Según Roberto las negociaciones entre socialistas y radicales entra así en “un impasse” hasta el próximo encuentro.

“Estaremos esperando respetuosamente la respuesta del radicalismo”, sostuvo el dirigente socialista, al tiempo que aseguró que “nosotros seguimos sosteniendo que De Narváez no debe integrar ese frente”.

En tanto, en declaraciones previas al encuentro, Binner afirmó con crudeza que el candidato presidencial de la UCR, Ricardo Alfonsín, tendrá que decidir entre conformar una alianza con el Frente Progresista integrado por el socialismo y otras fuerzas de centro izquierda, o aliarse con Francisco De Narváez, en la provincia de Buenos Aires.

Lisandro Viale, jefe del bloque de diputados del socialismo, intentó luego suavizar lo que ya parece un final anunciado al declarar a radio Milenium que “no es sencillo” pero que aún creía factible la posibilidad de un acuerdo.

“Yo creo que crudamente es así”, respondió Binner ante una consulta en ese sentido en declaraciones a Radio Continental y sostuvo su rechazo al dirigente bonaerense en una cuestión “ideológica, que no tiene nada que ver con lo personal”.

Por último, Roberto desestimó la posibilidad de que el gobernador santafesino acepte ser candidato a diputado nacional por su provincia, como -según algunos trascendidos- estarían impulsando algunos radicales, en vez de acompañar a Alfonsín en la fórmula presidencial.

Los estrategas de la campaña del diputado nacional piensan que ese sería un esquema que le permitiría a Binner permanecer en la alianza con la UCR, ya que evitaría aparecer en la boleta electoral junto a De Narváez.

“Eso no va a ser posible” dijo Roberto al respecto y agregó que “acá no se están discutiendo candidaturas, la posición del partido es clara: no aceptamos la alianza con De Narváez”.

En tanto, el senador nacional Gerardo Morales, uno de los principales operadores políticos de Alfonsín, Gerardo Morales, no descartó una ruptura entre su partido y la fuerza de Binner, al señalar que “el socialismo tiene todo el derecho si quiere ir solo” a las elecciones generales de octubre.

En tanto, el titular de la UCR bonaerense, Miguel Bazze, expresó que “tenemos que tener coherencia en la propuesta desde el punto de vista programático, lograr potencia electoral, entonces es bueno que nos acompañen sectores que no condicionen nuestra propuesta” y evaluó que “el radicalismo y el socialismo pueden ser los garantes de una propuesta nacional”.

noticias relacionadas