Michetti elogió la “vocación de consenso” del PJ en el Senado para derogar leyes Cerrojo y de Pago Soberano

La vicepresidenta en ejercicio de la Presidencia, Gabriela Michetti, ponderó hoy “la vocación de consenso” para llegar a un acuerdo con el peronismo en el Senado para derogar las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, y dijo estar “conmovida” por la “vocación (del titular de esa bancada, Miguel Ángel Pichetto) de acompañar en lo institucional” al Gobierno y lo contrastó con la anterior administración en la que “no había lugar para debates y disensos”.

En diálogo con Radio Mitre, Michetti, quien ejerce la Presidencia debido al viaje de Mauricio Macri a Estados Unidos para participar de la Cumbre de Seguridad Nuclear, elogió “la vocación de consenso y de acompañar las herramientas de gobernabilidad que ha tenido la oposición”, en referencia al peronismo, con mayoría en la cámara alta.

“La verdad es que (Miguel Ángel) Pichetto, quien conduce (la bancada del PJ) ha manifestado desde el inicio una vocación interesante que por momentos me conmueve”, confesó la vicepresidenta.

En ese plano, amplió: “Y no venimos del mismo lugar; antes la oposición no tenía lugar para debates y disensos, la verdad que ayer se notó claramente que uno puede llegar a esos números (de votos) porque del otro lado hay una vocación de acompañar lo institucional”.

Asimismo, Michetti se enorgulleció de que ayer condujo “gran parte de la sesión” para sancionar ambas leyes y “ahora como presidenta en ejercicio promulgo la ley”.

En tanto, confesó que le “gustó” que Macri la presentara como “su ángel” ante el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en la cena de honor que se le brindó la semana pasada en su visita al país.

Enfatizó que tiene “una enorme responsabilidad en poder hacer como se deben las cosas” pero aclaró que “las más importantes las sigue manejando él, salvo promulgar hoy esta ley porque los tiempos nos corren” para pagarles a los holdouts.

Respecto de las críticas de una de las hacedoras del espacio Cambiemos, Elisa Carrió, admitió que “tiene una manera de manifestarse, de posicionarse frente a temas coyuntura” de una manera “vehemente, muy individual”, y analizó que la jefa de la Coalición Cívica “trabaja con bastante distancia del equipo”.

“Es parte del Gobierno, está contenta con lo que estamos haciendo pero cuando tiene una diferencia no es de venir a conversar, no, ella la dice y después arreglamos los temas”, evaluó la vicepresidenta.

Al respecto, consideró que “lo bueno de este Gobierno de Mauricio Macri es que no hay tanta dificultad en que puede haber posturas muy diferentes si uno toma al que lo está diciendo como de buena fe” y la diferenció nuevamente de la pasada gestión en la que tenían que “pensar todos igualito”.

Michetti contó que hoy recibió en la Casa de Gobierno al ministro de Justicia, Germán Garavano, con quien analizó “entre otros temas” el pedido de la Oficina Anticorrupción (OA) al juez federal, Daniel Rafecas para que la admita como parte querellante en la denominada “causa Hotesur”, en que se investiga a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su entorno familiar.

Otros temas fueron, dijo, los “proyectos que Macri quiere enviar al Congreso para su tratamiento” ya que el Presidente “está muy insistente en los temas de justicia y corrupción, como el tema de la ley del arrepentido”.

Por último, precisó que los proyectos están definidos “en algunos casos en un 95 o en otros un 99 por ciento” para enviarlos a Diputados o al Senado para su tratamiento.

noticias relacionadas