Las fuentes explicaron que la interpretación más adecuada del contacto fue la que hizo la canciller Susana Malcorra, quien habló de “un breve intercambio casual“.

La canciller agregó: “Soy absolutamente franca, no creo que la primera ministra en ese contexto haya dicho ‘sí, suscribo, agendemos esto’, y que la soberanía sea el primer tema, porque no es pensable que así sea”.

El presidente Macri también intentó bajar el tono a la cuestión esta mañana al calificar el diálogo como “informal” luego de la gran repercusión que se había generado en la Argentina con sus dichos.