Macrismo y duhaldismo diseñan un acuerdo para 2011

Los sectores que responden a Eduardo Duhalde y a Mauricio Macri en el territorio bonaerense iniciaron gestiones conjuntas para definir políticas de Estado y no descartan alcanzar una eventual alianza electoral de cara a 2011.

«Con las interpretaciones electorales uno puede pensar que somos parecidos y podemos ir juntos, pero eso lo dirá la gente, el tiempo y quienes serán los candidatos a presidente», confesó el diputado nacional del PRO Christian Gribaudo ante la consulta de DyN.

Aunque en el macrismo aseguran que «las puertas están abiertas» para incorporar a Francisco de Narváez en la eventual alianza, en el entorno del empresario apelan al silencio y aclaran que aún no fueron invitados a ninguna reunión.

Consultado al respecto, Gribaudo se mostró confiado en que De Narváez finalmente se sumará, sobre todo por los antecedentes de las dos últimas elecciones donde los espacios pelearon de manera conjunta con Unión PRO.

«Esperamos que Francisco y la gente de ese espacio también esté trabajando con nosotros. Estamos siempre abiertos y entendemos que podemos pasar de una sociedad electoral a un proyecto político; deberíamos pasar a un proyecto político», enfatizó.

En el duhaldismo se manejan con mayor moderación al momento de vislumbrar un acercamiento con el denarvaízmo. El diputado de Unión PRO Gustavo Ferri, yerno de Duhalde, recordó que De Narváez no participó en el encuentro que se realizó días atrás con Graciela Camaño y Jorge Macri para poner en marcha las gestiones.

Ferri solamente indicó que «Francisco no participó, pero después veremos si se suma», para luego recordar que las conversaciones tuvieron su origen en el ámbito parlamentario de la provincia de Buenos Aires, donde el duhaldismo y el macrismo comparten criterios.

«Se generó la posibilidad de ponernos a trabajar en algunas cuestiones de políticas de Estado y como primer tema macro elegimos la seguridad, por obvias razones», explicó.
En ese contexto, el espacio que lidera De Narváez, cuyos miembros no fueron invitados ni obviamente participaron del cónclave, consultados por esta agencia prefirieron no hacer ninguna declaración al respecto.

La estrategia del denarvaízmo es mantener un bajo perfil y silencio, porque consideran que es muy temprano para dar definiciones acerca de un escenario política muy inestable en lo que respecta a candidaturas y alianzas, por estos tiempos.

Fuentes del macrismo reconocen que De Narváez es un «actor importante» y reconocen que existen expectativas para alcanzar una alianza similar a Unión PRO en los próximos comicios.

Por lo pronto, las reuniones continuarán en enero. En el primer encuentro participarán Gribaudo y Ferri junto a los equipos técnicos de sus respectivos espacios para comenzar a definir los principales puntos que se plantearán sobre políticas de Estado.

Las gestiones continuarán hasta febrero, cuando se realizará una cumbre en Mar del Plata, en la que se presentará el acuerdo definitivo y podría haber novedades respecto a los movimientos electorales.

noticias relacionadas