Los legisladores le piden a Mauricio Macri que no vete la ley de aborto no punible

Tras la sanción de la ley para regular los abortos no punibles en los casos en que corra riesgo la vida o la salud de la mujer, o cuando el embarazo provenga de una violación, los diputados pidieron al jefe de Gobierno porteño que respete la norma y no la vete.

El requerimiento se dio de parte de diputados de distintas voces de la oposición porteña, pocas horas después de la sanción ocurrida de madrugada en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, de la ley para despenalizar los casos de interrupción de un embarazo contemplados en el artículo 86 del Código Penal.

La norma fue aprobada con 30 votos positivos y 29 negativos de la bancada del PRO y los bloques aliados, y coincide con el criterio adoptado por el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que determinó que las mujeres víctimas de una violación pueden practicarse un aborto sin autorización judicial.

Asimismo, admite como válido el consentimiento de una adolescente para acceder a un aborto no penado a partir de los 14 años de edad, no fija un plazo máximo de semanas de gestación para la realización de la práctica, pero sí establece un tope de cinco días desde que se solicita para concretar la interrupción del embarazo.

Tras la finalización de la sesión, los diputados celebraron la aprobación del proyecto que reunió las posturas de las bancadas opositoras, pero admitieron que existe la posibilidad de que el jefe de Gobierno vete la ley, tal como lo hizo en otros casos con temas en los cuales el Ejecutivo no estuvo de acuerdo con lo emitido por el Parlamento, o bien no consideró necesarios para el distrito.

“Avanzamos en el acceso de las mujeres al aborto seguro, legal y gratuito en casos de violaciones. Es un triunfo del movimiento de mujeres y de los sectores populares de nuestra sociedad. Si Macri veta la ley será la Justicia quien deberá actuar nuevamente», dijo María Elena Naddeo, del Frente Progresista y Popular.

En tanto, María Rachid, del Frente para la Victoria, sostuvo: “Ahora la Ciudad de Buenos Aires cuenta con un protocolo de aborto no punible respetuoso del fallo de la Corte y de los derechos de las mujeres. Esperemos que Macri no vete esta ley y respete la decisión de la Legislatura».

El posicionamiento de los legisladores de la oposición surgió después de que trascendiera que Macri tiene la decisión tomada de vetar la ley, ya que no está de acuerdo –y así lo dejaron en claro los parlamentarios del PRO- con algunos ejes contemplados.

Las críticas del macrismo a la ley giraron sobre todo en el hecho de que se acepte el consentimiento de una adolescente de 14 años para la práctica sin necesidad del aval de un mayor y que no se estipule un máximo de gestación para la interrupción del embarazo.

El diputado que presidente la Comisión de Salud, Jorge Selser, estimó que “va a haber presiones de distintos sectores para que sea vetada la ley y si Macri lo hace va a tener que afrontar el costo político”.

Virginia González Gass, de Proyecto Sur, consideró que de concretarse esa determinación por parte del Ejecutivo «igualmente vamos a sostener esta norma porque el macrismo no puede vetar leyes porque no le gusta, así no se puede gobernar»; en tanto que para Alejandro Bodart, del MST, «sería un grave error de Mauricio Macri» rechazar la normativa en vez de reglamentarla.

La diputada Gabriela Cerruti, de Nuevo Encuentro, pidió que “ojalá se respete la decisión de la Legislatura” y abogó “porque esta decisión siga teniendo en cuenta los derechos de las niñas y de las mujeres”.

La norma, de entrar en vigencia, dejaría sin efecto al protocolo de atención de abortos no punibles que firmó el ex ministro de Salud Jorge Lemus antes de renunciar a su cargo.

Esa resolución fue considerada «como restrictiva» por los requisitos que impartía para el acceso al aborto, entre ellos, que en los casos de abuso la práctica debía hacerse como límite hasta las doce semanas de gestación.

Además, la continuidad del protocolo de Lemus está en duda a raíz de la presentación ante la Justicia porteña de un amparo de la diputada Rachid para que se declare inconstitucional esa resolución y que, tendría el lunes próximo una respuesta favorable.

noticias relacionadas