“La sociedad nos dio el mandato para que la Argentina siga creciendo”

La presidenta Cristina Fernández inauguró una fábrica de molinos eólicos en la ciudad de Florencio Varela, tras recuperarse de un cuadro de hipotensión. “Los actos hoy los hacemos frente a los hospitales y las fábricas que inauguramos”, remarcó Cristina.

Cristina Fernández afirmó “el futuro nos espera a todos, sólo tenemos que saber construirlo”, y anunció que la empresa Pirelli le comunicó una próxima inversión de 500 millones de dólares para instalar una fábrica de neumáticos para camiones.

La Presidenta visitó la localidad bonaerense de Florencio Varela para encabezar la puesta en funcionamiento de una nueva línea de producción de molinos de viento en la Metalúrgica Calviño S.A.

“Si uno tuviera que simbolizar el cambio de época, y yo recordaba cuando allá por 2002 veníamos a hacer actos, los hacíamos en la calle o clubes. Ahora, desde que se inició un gobierno como el de Néstor Kirchner en 2003, los actos los hacemos frente a los hospitales que inauguramos, frente a las universidades que abrimos, en las fábricas que se levantan”, remarcó.

Cristina Fernández señaló que gracias al “plan de infraestructura más importante del que se tenga memoria conectamos la Patagonia” al sistema energético argentino, y sin él “no tendría razón de ser esta fábrica porque el viento no podría transportar esa electricidad”.

Previo al acto, Cristina Fernández anunció que se reunió con el titular de la empresa Pirelli, quien le informó sobre “una inversión de 500 millones de dólares para construir una fábrica de producción de neumáticos para camiones más importantes de América Latina, que generará 1.200 puestos de trabajo en la provincia de Buenos Aires”.

Además, destacó que la nueva fábrica “va a generar exportaciones y sustitución de importaciones, lo que nos dará un superávit de 400 millones de dólares, y tecnología de punta”.

Durante su alocución, Cristina Fernández mostró ante los trabajadores y militantes que estaban presentes “el primer (teléfono) Blackberry que se fabrica en Tierra del Fuego, en una de las 10 plantas que Blackberry tiene en el mundo, con una inversión de más de 23 millones de dólares”.

“Estoy tan orgullosa de lo que hemos hecho, esto no lo hizo solo un gobierno, hemos sido acompañados por un pueblo que finalmente ha comprendido que estábamos en el camino adecuado, muchas veces las cosas demandan tiempo de comprensión”, consideró.

En ese sentido, opinó que “ha sido tanto lo que nos han metido en la cabeza, que nada bueno podemos tener nosotros y que solo lo bueno puede venir de afuera. Se tarda mucho en desmantelar ese poderoso andamiaje de subordinación cultural que aplastó el ánimo de los argentinos por décadas”.

La jefa del Estado aseveró que la Argentina “está ordenada frente a la crisis global” y que se deberían “adoptar instrumentos diferentes en otras latitudes”, en relación a los ajustes de gasto que se vienen sucediendo en los países desarrollados.

“Vamos a seguir trabajando con la misma fuerza. El futuro nos espera a todos, tenemos que saber construirlo entre todos”, culminó.

Acompañaron en el escenario a la Presidenta los ministros Débora Giorgi (Industria) y Julio De Vido (Planificación), el gobernador bonaerense Daniel Scioli, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra.

Pereyra declaró a Cristina Fernández “huésped de honor” del municipio, y previo al discurso presidencial, brindó un discurso Gastón Guarino, el director de Metalúrgica Calviño SA.

noticias relacionadas