La CTA Yasky aprobará “la firme voluntad política” de volver a la CGT

El sindicalista docente y jefe del sector gremial, Hugo Yasky adelantó la decisión a Télam en la víspera del Congreso Anual Ordinario de la central obrera.

La Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) aprobará mañana por “abrumadora mayoría” en el Congreso Anual Ordinario y posterior Plenario Nacional “la firme voluntad política” de regresar al seno de la CGT, luego de la ruptura y las divisiones suscitadas a partir de 1991, adelantó hoy el sindicalista docente y jefe del sector gremial, Hugo Yasky.

En declaraciones a Télam, Yasky explicó que “la firme idea, que será aprobada por unanimidad o abrumadora mayoría y ya fue debatida y adoptada, es regresar al seno de la CGT para fortalecer la unidad del movimiento obrero en una única central trabajadora”.

Sin embargo, el dirigente gremial negó de plano que el impacto político de la estrategia ya determinada por esa central obrera signifique “la inmediata desaparición de la CTA”.

“De ninguna manera, la decisión política de regresar a la CGT implicará la inmediata desaparición de la CTA sino el comienzo de un sinuoso camino hacia la unidad”, afirmó.

Desde las 16 de mañana deliberará en el microestadio del Club Atlético Lanús, en la avenida 9 de Julio al 1.600 de esa localidad del sur bonaerense, el Congreso Anual Ordinario de la central y, dos horas después, lo hará el Plenario Nacional del sector.

Ese plenario nacional -en el que participarán delegaciones sindicales de todo el país- será clausurado por el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández; la candidata a vicegobernadora provincial y actual intendente de La Matanza, Verónica Magario, y el candidato a diputado bonaerense, Máximo Kirchner, confirmó la central.

“En principio, luego de la aprobación de la base para regresar a la CGT, también se leerá un documento de respaldo a la fórmula Fernández-Fernández para el 27 de octubre y de refundación del pacto social en la Argentina”, puntualizó el sindicalista.

Yasky precisó que a partir de entonces comenzará “el sinuoso camino del diálogo con los dirigentes de la CGT, en procura de plasmar el indispensable y necesario objetivo de alcanzar consensos básicos para la unidad total del movimiento obrero argentino”.

El gremialista fue más explícito y enfatizó que la central que conduce no participará en el próximo Congreso Nacional de renovación de autoridades de la CGT -que de no adelantarse debería realizarse en agosto próximo- sino que “la firme idea de la CTA es llegar a la unidad a través del diálogo y el consenso con los dirigentes cegetistas”.

noticias relacionadas