Insuficiencia en video vigilancia

El Concejal Rubén Conde (GEN-FAP) presentó un pedido de informes.

En 2009 el gobierno municipal, en el marco del Programa Integral de Protección Ciudadana impulsado por el Gobierno Nacional, instaló y puso en funcionamiento 120 cámaras de video vigilancia para intentar así disminuir el delito. La mitad de esas cámaras eran fijas y el resto móviles para contribuir más dinámicamente a la seguridad en los barrios. Al día de hoy el delito no ha disminuido y no se sabe a ciencia cierta ni el número de cámaras activas ni si el gobierno nacional continúa enviando fondos para su mantenimiento y necesaria ampliación.

Para obtener información oficial al respecto, el Concejal Rubén Conde (GEN-FAP) presentó un pedido de informes dirigido al Departamento Ejecutivo Municipal por el que se pretende saber cuántas cámaras de seguridad se encuentran en funcionamiento en la actualidad; que se detallen los barrios en que están instaladas, indicando los lugares precisos en que están localizadas y si se han instalado nuevas cámaras de vigilancia desde 2009 y cuántas han sido.

Conde quiere pregunta además si existe la voluntad política de instalar más cámaras de vigilancia para mejorar el servicio de seguridad a los vecinos y si desde el Gobierno Nacional se siguen recibiendo las partidas correspondientes al Programa Integral de Protección Ciudadana.

«A juzgar por las inquietudes que nos transmiten los vecinos -dijo Conde- parece que las cámaras, además de ser insuficientes, no funcionan bien. Por eso quisiéramos que la intendencia informe si el gobierno nacional ha cortado el flujo de fondos para mantener y profundizar este sistema. Queremos saber cuánto dinero llega en el marco de este programa o, si ha dejado de llegar, desde cuándo no se reciben más fondos».

«La video vigilancia no remedia la inseguridad pero es un elemento indispensable que ayuda a mejorarla. Gracias a la tecnología pueden prevenirse delitos y también esclarecerlos en caso de que sucedan. A Avellaneda le hace falta más seguridad, le hacen falta más cámaras y no nos gustaría desayunarnos con la noticia de que desde 2009 a la fecha no se han instalado más, que los fondos destinados a ellas se ha cortado o –peor aún– que se han fugado por el agujero negro de la corrupción», sostuvo el concejal.

noticias relacionadas