Inauguraron una reunión de funcionarias del Mercosur

Las acciones políticas que transforman las realidades cotidianas fueron los ejes en la XXVII reunión de ministras y altas autoridades de la Mujer del Mercosur.

Participaron las ministras de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; de Industria, Débora Giorgi, y de Seguridad, Nilda Garré, junto a su par de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman.

El acto se realizó en la sede de la Cancillería y participaron representantes gubernamentales y de la sociedad civil de la Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Chile y Ecuador.

«Debemos mirar las oportunidades de la región para hacer eje en las acciones políticas, transformando las realidades que abran caminos en la igualdad y equidad de género», dijo Kirchner.

Por su parte, la titular de Industria -única mujer en ocupar ese cargo en el Mercosur- bregó por «terminar con el mito que genera compartimentos separados en la política industrial del bloque Mercosur entre las cuestiones de género y la economía social».

En tanto, Garré hizo un pormenorizado detalle de las políticas de género que se implementan en el área de seguridad donde «los derechos humanos y la igualdad de género deben ser garantizados y resguardados por el Estado”, dijo.

Para la titular de Desarrollo Social «el fuerte crecimiento económico y social actual se da en el marco del respeto a los derechos humanos y quienes tenemos la responsabilidad de conducir tenemos que tener la capacidad de abrir oportunidades».

Las tres ministras destacaron el trabajo coordinado interministerial y la titular de Seguridad adelantó que presentaron un proyecto regional para consensuar una guía de actuación para detectar redes de trata de personas que, en estos momentos, está en estudio.

Garré además detalló las capacitaciones y el trabajo en conjunto con las distintas áreas del Gobierno y Giorgi y Kirchner relataron cómo se concretan proyectos de economía social y cooperativos «que generan empleo y ayudan a la autoestima de las mujeres», destacó la ministra de Desarrollo Social.

«La inclusión del enfoque de género, sumado a la economía social en una América Latina vigorosa, con menos desigualdad en la distribución del ingreso siempre va a colaborar a disminuir las desigualdades de género, porque cuando hay problemas en la distribución del ingreso, todas sabemos quiénes la padecemos primero y con más fuerza», afirmó Giorgi.

Alicia Kirchner consideró necesario también «trabajar más con las corporaciones de todo tipo, instando a que respeten los derechos humanos y sociales».

«Por ejemplo -señaló- cuando un medio de comunicación hace notas sobre la trata y el trabajo esclavo, pero por otro lado genera ingresos con publicidad que no corresponde, estamos frente a una hipocresía que dice lo que se debe hacer, pero que no lo hace».

Abrir nuevas oportunidades, visibilizar las problemáticas «y pensar cómo las trabajamos son los desafíos de este encuentro», reseñó Kirchner.

En el panel también participó el canciller Timerman, quien dio la bienvenida a las ministras y funcionarias del Mercosur y países asociados.

Además, Mariana Gras, titular del Consejo Nacional de las Mujeres explicó las distintas acciones que realiza el organismo «en pos de la igualdad de género».

A su turno, Gloria Bender, representante de temas de la mujer de Chancillería detalló las estrategias políticas de género que la Argentina presenta en diversas instancias internacionales.

La reunión de ministras y funcionarias del Mercosur comenzó el martes y se extenderá hasta el viernes.

La violencia doméstica basada en género, la explotación sexual y la participación de la mujer en la economía social y en la política son las temáticas centrales del encuentro.

noticias relacionadas