Hubo dictamen y el oficialismo buscará aprobar tres proyecto de la reforma judicial

En una sesión especial, el oficialismo buscará la aprobación de los tres proyectos enviados por el Poder Ejecutivo a la Cámara de Diputados, que ya recibieron dictamen de mayoría en las comisiones de Asuntos Constitucionales y Justici

El oficialismo de Diputados buscará aprobar mañana en una sesión especial los tres proyectos que integran la reforma judicial enviados por el Poder Ejecutivo a esta cámara y que hoy recibieron dictamen de mayoría en las comisiones de Asuntos Constitucionales y Justicia.

Se trata de la iniciativa que busca dar publicidad a las declaraciones juradas patrimoniales integrales de los funcionarios públicos; la que promueve el acceso al Poder Judicial por concursos públicos; y la que establece la difusión de las decisiones emanadas de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y de tribunales de segunda instancia.

Los tres proyectos serán puestos a consideración desde las 11,45 en una sesión especial pedida por el Frente para la Victoria, en la que también se tratará un proyecto enviado por el Senado que amplia el capital argentino en el Fondo Monetario Internacional.

El dictamen de mayoría fue suscripto por los integrantes del oficialismo y sus aliados, mientras que la oposición se encolumnó detrás de un dictamen de minoría y el diputado Jorge Yoma, presidente de la comisión de Justicia y con pertenencia formal al bloque kirchnerista aunque con marcadas diferencias con el gobierno, presentó un tercer dictamen.

En el debate de esta tarde, que se extendió por casi cuatro horas, la titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Diana Conti (Frente para la Victoria), destacó que los tres proyectos analizados buscan “aportar a un conjunto” para favorecer “un cambio copernicano para tener una Justicia para el siglo XXI”.

La diputada estuvo acompañada en la cabecera de la mesa por el presidente de la Cámara, Julián Domínguez, y por el titular del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, quienes permanecieron en la reunión durante las intervenciones del ministro de Justicia, Julio Alak, y del secretario de Justicia, Julián Álvarez.

Al presentar los proyectos, Alak indicó que la reforma impulsada por el Ejecutivo responde a lo que “hace un conjunto de años la sociedad viene reclamando en cuanto a democratizar uno de los poderes del Estado que no tiene, por el diseño constitucional, un origen y una práctica en cuanto a ser electos por la voluntad popular ni rendir cuenta a la población de sus actos”.

Al referirse específicamente al proyecto que establece el carácter público y de libre accesibilidad de las declaraciones juradas patrimoniales integrales de los funcionarios públicos, el ministro de Justicia subrayó que permitirá que “haya un control social directo de la evolución patrimonial” de los funcionarios públicos.

“Si hay algo que vienen a hacer los proyectos de ley es transparentar este sistema de justicia”, postuló por su parte el secretario de Justicia, quien sostuvo que el proyecto que regula el ingreso “democrático e igualitario” de personal a la Justicia procura terminar “el poder de una aristocracia de elite que es hoy el Poder Judicial”.

También, al exponer sobre el proyecto de ley que busca hacer accesible a todos los ciudadanos a las declaraciones juradas patrimoniales de los funcionarios públicos, Álvarez sostuvo que “el único oráculo ético de la Argentina es el pueblo de la Nación argentina”.

Tras la presencia de Alak y Álvarez, el plenario de comisiones -que se desarrolló en un constante ir y venir de contrapuntos entre la oposición y el oficialismo- escuchó la palabra del titular de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN), Julio Piumato, invitado por Yoma.

El dirigente sindical -encolumnado en la CGT que dirige Hugo Moyano- cuestionó el contenido de la reforma judicial y, puntualmente, pidió a los diputados que se incorpore al gremio judicial como “veedor de los concursos” para el ingreso a la Justicia y “que se elimine la discriminación de la excepción a estos concursos establecida para la Procuración General y la Defensoría”.

Desde la oposición, el titular de la bancada del radicalismo, Ricardo Gil Lavedra, adelantó que “el bloque de la UCR junto a otros bloques rechazarán los proyectos” enmarcados en la reforma judicial por considerar de “ponen en serio riesgo a la independencia” de ese poder.

Por el Peronismo Federal, Gustavo Ferrari, cuestionó que “los proyectos se pongan a consideración como un paquete y no ley por ley” y pidió que “la ejemplaridad de lo que se propone para el Poder Judicial llegue al Poder Ejecutivo”; en tanto que Yoma justificó su negativa a acompañar al oficialismo por considerar que los temas no ameritan “un tratamiento exprés como el que se está haciendo”.

En nombre del Frente Amplio Progresista, Liliana Parada (Unidad Popular) adelantó que su interbloque no acompañaría los proyectos porque “el tema de los ingresos de personal debería incluir al resto de los poderes del Estado, no sólo al judicial; y porque las publicaciones en internet del estado de las causas debería incluir también a los tribunales de primera instancia”, excluidos de esta condición por el proyecto del Poder Ejecutivo.

En tanto, desde el PRO, Laura Alonso, pidió también que el tema del ingreso de personal “sea extensivo al resto de las dependencias del Estado” y puso como ejemplo “lo que sucede en la Ciudad de Buenos Aires, donde se realizan concursos para ingresar”.

La situación expuesta por la diputada macrista motivó la inmediata respuesta del kirchnerista Carlos `Cuto` Moreno, quien le preguntó a la legisladora si el ex Jefe de la Policía Metropolitana, Jorge “Fino” Palacios (procesado con prisión preventiva por espionaje telefónico) también había sido “elegido por concurso”

noticias relacionadas