Gerardo Morales busca ser reelecto en Jujuy ante un peronismo atomizado

Los jujeños irán a las urnas para elegir gobernador, intendentes y diputados provinciales.

Gerardo Morales, el gobernador aliado del presidente Mauricio Macri intentará repetir el triunfo de 2015, cuando se impuso con el 53 por ciento de los votos al entonces mandatario peronista, Eduardo Fellner, y confía en aventajar ampliamente a su principal contrincante, el ex director del Registro Civil Julio Ferreyra, candidato del PJ.

Ferreyra, de 72 años, fue presentado como un outsider de la política por la cúpula del peronismo local con el objetivo de seducir a parte del electorado independiente.

La atomización del peronismo llevó también al senador nacional Guillermo Snopek, cuñado de Morales, a anotarse por su cuenta en la carrera, junto a Fernanda Colque, con el Frente Juntos por Jujuy tras cruzar duras acusaciones a la conducción del PJ.

Como representante también de otro sector del justicialismo compite el ex juez federal Vicente Casas con la agrupación Confiar, que rompió en abril la fórmula que habían lanzado junto a Ferreyra en una inesperada jugada del veterano dirigente del Registro Civil, que le valió reproches de sus seguidores.

El kirchnerismo está representado en Jujuy por Paula Álvarez Carrera, una de las abogadas de la líder de Tupac Amarú, Milagro Sala, mientras que la izquierda propone al diputado provincial Alejandro Vilca con un frente que centra sus apuestas en obtener bancas en la Legislatura y los concejos deliberantes.

El histórico dirigente sindical Carlos «Perro» Santillán, que obtuvo popularidad durante el menemismo, es otro de los que se metió en la pelea por la gobernación, con el respaldo de Por la Dignidad del Pueblo, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y el Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (Seom).

noticias relacionadas