Fuerte cruce entre socialistas y radicales en torno al sesgo ideológico de la coalición política

Las declaraciones del gobernador, Hermes Binner, quien admitió ayer la posibilidad de competir por la Presidencia y rechazó un acuerdo electoral tanto nacional como distrital con el peronista disidente Francisco De Narváez, puso al borde de la ruptura su alianza con el candidato presidencial del radicalismo, Ricardo Alfonsín.

El senador nacional y uno de los principales operadores de Alfonsín, Gerardo Morales, aseguró que “no estamos atados a una fórmula presidencial de Ricardo con un socialista”, en alusión a el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner.

Fue luego de que el gobernador santafesino admitiera públicamente por primera vez la posibilidad de subirse a la carrera presidencial y rechazará un eventual acuerdo tanto nacional como distrital con el candidato a gobernador bonaerense por Unión Celeste y Blanco, Francisco De Narváez en territorio bonaerense, considerado por la UCR “necesario” para llegar a un eventual balotaje frente al kirchnerismo en las generales de octubre.

“Sí, me gustaría ser candidato a presidente”, aseguró Binner un día después de haber ganado posiciones en el escenario político nacional, tras la victoria de su delfín político y candidato a la gobernación, Antonio Bonfatti, en las primarias santafesinas del Frente Progresista Cívico y Social del pasado domingo.

En declaraciones a un matutino porteño, el mandatario socialista sostuvo además que “no creemos que deba estar en un frente nacional” en relación a De Narváez, condicionando así el armado de un frente junto al radicalismo.

Pero el gobernador fue más allá y rechazó, indirectamente, la posibilidad de una alianza distrital con el empresario colombiano.

En ese sentido, sostuvo que “(la líder del GEN) Margarita [Stolbizer] ya se expresó y el Partido Socialista de la provincia de Buenos Aires también. Me parece que es un capítulo cerrado”.

Las palabras de Binner despertaron el enojo del propio Alfonsín, quien el lunes conversó telefónicamente con el socialista para felicitarlo por el triunfo electoral en Santa Fe.

En declaraciones a la prensa, antes de ingresar a un almuerzo con la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA), el diputado nacional exigió que el socialismo que defina “si deseamos seguir trabajando en la ampliación de un frente o si cada uno va a hacer las cosas por su lado”.

Alfonsín sostuvo además que le causaron “sorpresa” las declaraciones de Binner en relación a su resistencia en la construcción de un frente, y agregó que “por ahí (los socialistas) han dejado de considerar prioritaria la participación en ese frente”, al tiempo que insistió que para el radicalismo la alianza con el PS “es prioridad”.

Más allá de las candidaturas el punto de tensión entre radicales y socialistas radica en el esquema de alianzas de cara a octubre.

Mientras los radicales insisten en que Alfonsín lidere un frente junto al PS y al GEN, y que incluya también, en un acuerdo distrital, a De Narváez, los socialistas impulsan un frente de neto corte progresista que integren además de la UCR y la fuerza de Stolbizer, a Proyecto Sur, de Fernando “Pino” Solanas y al candidato a la gobernación de Córdoba Luis Juez, ambas fuerzas de pésima relación con el centenario partido.

“Las declaraciones de Binner son una definición y trasuntan una decisión del socialismo”, sostuvo Morales en declaraciones realizadas ayer por la tarde a la prensa.

El senador dio a entender así que para el radicalismo el gobernador santafesino optó por alejarse de esa fuerza para liderar un frente de centro izquierda, junto con Proyecto Sur, el Gen y Juez.

Otro dirigente del entorno íntimo de Alfonsín fue más tajante: “el tema de Binner candidato a vice de Alfonsín se terminó”.

En ese contexto, la Mesa Directiva Nacional del socialismo se reunió ayer por la tarde para avanzar en la definición de su esquema de alianzas de cara a octubre, la que será aprobada, junto al programa de gobierno en el Congreso Partidario del 11 de junio.

En esa reunión el PS resolvió insistir con su posición de establecer una alianza con la UCR, el GEN y Proyecto Sur, entre otras fuerzas “sin irnos a la derecha”, según manifestaron fuentes de ese partido.

En ese sentido, la Mesa Directiva nacional decidió constituir una comisión integrada por cinco miembros, encabezada por el senador Rubén Giustiniani, que tendrá como misión acercar posiciones con las fuerzas con las que se pretende construir el frente progresista.

El senador provincial y uno de los principales operadores de Binner, Juan Carlos Zabalza, señaló por su parte que el PS “no considera distrital” el acuerdo de la UCR con De Narváez porque tendrá claramente una implicancia nacional”.

En tanto, Morales sostuvo que la UCR seguirá “trabajando en la hoja de ruta que nos marcamos”, esto es, “consolidar” un frente que incluya al socialismo y al GEN y avanzar en el acuerdo en territorio bonaerense con el peronista disidente, Francisco De Narváez.

Sin embargo, advirtió que desechada la posibilidad de que Binner integre un binomio con Alfonsín, el radicalismo “tiene 3 o 4 alternativas para completar la fórmula presidencial” en la que no descartó la inclusión de un peronista, aunque sostuvo, que la “prioridad” es que el vice “sea de perfil socialdemócrata”.

En ese sentido, sostuvo que el centenario partido “retomará” las conversaciones con otras fuerzas políticas para integrar la fórmula”.

Los principales operadores del radicalismo habían dejado esas conversaciones en “stand by”, a la espera de una definición de Binner, quien le había pedido a Alfonsín, que pasen las internas en Santa Fe, a cuyos resultados había atado su futuro político.
“Nosotros hicimos los que nos pidió el socialismo y hoy Binner sale con esto”, se quejó otro importante operador de Alfonsín, quien acusó al gobernador santafesino de “decir una cosa en privado y otra en público”.

En ese sentido, la fuente indicó a Télam que “el acuerdo distrital con de Narváez había sido aceptado” por Binner, y se quejó: “Ahora nos corren el arco”.

Por otra parte, la opinión mayoritaria entre el núcleo más cercano al Alfonsín es rechazar la posibilidad de que el diputado nacional y Binner disputen la candidatura presidencial en las primarias del 14 de agosto.

“Eso no nos sirve, solo nos haría perder el tiempo”, dijo otro de los estrategas de campaña del hijo del ex presidente, Raúl Alfonsín, quien agregó: “Además la fórmula que para nosotros representaba un perfil progresista debía estar integrada por un radical y un socialista”.

En rigor, el principal obstáculo para esa opción, es que el socialismo pugnaría por integrar al frente a Proyecto Sur y a Juez, con quienes el radicalismo “no quiere tener nada”.

“Con juez y Con Pino (Solanas), no estamos en la interna del 14 de agosto”, sentenció el dirigente.

Pese a que en el radicalismo insisten en afirmar que la alianza con el empresario colombiano es distrital, los socialistas piensan que el “acuerdo es nacional”.

Una importante fuente del PS, señaló a Télam que el acuerdo (con el peronista disidente) está sellado, pero no lo blanquean (por los radicales).

“Francisco (De Narváez) nos planteó que quería ser parte del armado nacional y nosotros le dijimos que no. Hasta ahora nuestra negativa no impidió que avancen las negociaciones”, aseguró una fuente cercana a Alfonsín, consultada por Télam.

Pese a las tensiones entre Alfonsín y Binner que se agudizaron con la visita del gobernador santafesino a Córdoba para acompañar a Juez en el lanzamiento de su candidatura, los radicales prometen “no hacer nada que perjudique el Frente Progresista Cívico y Social en Santa Fe”.

En tanto, la líder del GEN, Margarita Stolbizer se mostró en línea con Binner y dijo que si aceptara una alianza con el peronista disidente “sería borrar con el codo todo lo que dije en la campaña anterior donde me tocó competir con Kirchner de un lado y con De Narváez del otro”.

En ese sentido, sostuvo “Nosotros desde hace bastante venimos trabajando en un Frente Progresista amplio, similar al de Santa Fe”, y agregó que las “negociaciones ya muy avanzadas, entre la UCR y la fuerza que lidera Francisco de Narváez pasa a ser un obstáculo en este Frente Progresista”.

noticias relacionadas