Escuchas ilegales: el juez Oyarbide ordenó un examen psicológico y socioambiental a Macri

El juez federal Norberto Oyarbide ordenó ayer que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, sea sometido a un examen psicológico y aun estudio socio-ambiental en su domicilio, dentro de la causa del espionaje telefónico.

El magistrado le dio además un plazo de cinco días para que el procesado jefe comunal se presente en Tribunales para hacer efectivo el embargo de 250 mil pesos que le fijó en mayo pasado.

Peritos del Cuerpo Médico Forense, que depende de la Corte Suprema de Justicia, será los encargados de realizar el examen psicologico, dijeron fuentes judiciales Las fuentes buscaron desdramatizar la decisión del juez y explicaron que se trata de tramites «obligatorios» previstos por el Código Procesal Penal para todos los imputados acusados de delitos cuya pena supere los 10 años de prisión.

El «Examen mental obligatorio» mencionado en el artículo 78 del Código lo prevé «siempre que el delito que se le atribuya esté reprimido con pena no menor de diez (10) años de prisión, o cuando fuere sordomudo, o menor de dieciocho (18) años o mayor de setenta (70), o si fuera probable la aplicación de una medida de seguridad».

Macri está procesado como miembro de una asociación ilícita, delito que tiene una pena máxima de 10 años de prisión, y por abuso de poder, intervención indebida de comunicaciones y falsificación de documento público, que en conjunto prevén una condena de seis años y medio de cárcel.

Al mismo examen serán sometidos el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge «Fino” Palacios y al ex espía Ciro James, ambos detenidos y procesados por formar parte de la misma asociación ilícita.

El plazo para depositar el monto del embargo, o en su defecto una propiedad que cubra el monto fijado también es rutinario luego de que, como ocurrió, la medida dictada por el juez fuera confirmada por la Cámara Federal porteña.

Se trata de una cifra menor en relación a la fortuna personal de Macri, quien integró el directorio de la firma familiar Socma, (Sociedades Macri), que en la década pasada fue beneficiaria de privatizaciones y hoy despliega sus negocios en China, entre otros países.

noticias relacionadas