El Presidente defendió la coparticipación para Buenos Aires y se espera conferencia de Larreta

Alberto Fernández sostuvo que el tema se había conversado, pero quedó postergado por la pandemia. “De repente aparece la demanda en la provincia de Buenos Aires y tomamos la decisión que tomamos. Pero nadie se puede sorprender por esto”, enfatizó.

El presidente Alberto Fernández defendió la decisión de recuperar y destinar a la provincia de Buenos Aires un punto de la coparticipación adicional que en enero de 2016 la entonces gestión macrista había establecido por decreto para el distrito porteño al recordar que era una cuestión “hablada con (Horacio) Rodríguez Larreta”.

En tanto, desde Cambiemos criticaron la medida, la calificaron de “inconstitucional” y sostuvieron que deberá pronunciarse la Justicia.

En diálogo con radio Con Vos, tras el anuncio de anoche, el Presidente aseguró que la medida no busca “intranquilizar ni jorobar a nadie” y que “nadie se puede sorprender” por la decisión de recuperar un punto de coparticipación al distrito porteño para destinarlo a la provincia de Buenos Aires.

“Le mandé un mensaje de texto a Horacio (Rodríguez Larreta), diciéndole ‘quedate tranquilo, vamos a resolver este problema de otro modo. Esto es lo que te dije que íbamos a hacer, pero no tenés que intraquilizarte’. Yo no lo hice para intranquilizar ni jorobar a nadie”, aseguró el jefe de Estado.

“Recuerdo que en el inicio de la gestión planteamos que había una necesidad de revisar esos 2,4 (puntos porcentuales) de la coparticipación que habían sido transferidos a la Ciudad en la gestión anterior, porque era un exceso”, añadió Fernández.

Los puntos principales

La decisión presidencial respecto de la coparticipación quedó plasmada a través de la publicación en el Boletín Oficial del decreto 735/2020.

En términos prácticos, el decreto reduce la coparticipación de la Ciudad del 3,50% al 2,32% y crea el Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires.

También se explica que el coeficiente de la Ciudad antes de recibir la Policía era de 1,40% y, según los cálculos del Gobierno, la inversión en Seguridad alcanza al 0,92%.

“De la suma de estos dos coeficientes surge el 2,32% que el Gobierno ahora destinará al distrito porteño”, completó.

En sus considerandos, el decreto explica que la Ciudad recibió en su momento un mayor coeficiente al tener que hacerse cargo de la Policía local, aunque señala que “la incidencia presupuestaria de los coeficientes adoptados no condice con las necesidades reales para cumplir con el objetivo, redundando en una desigualdad aún mayor con las provincias”.

También se señala que “el presupuesto per cápita de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ascendía en el año 2019 a $106.472, mientras que en la provincia de Buenos Aires era de $53.509″.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, celebró la decisión del gobierno nacional y señaló que “empezó el camino de recuperación de la provincia”.

Agregó que la insuficiencia de recursos en la provincia “impide muchas veces hacer lo necesario para mejorar las condiciones de vida de los bonaerenses” y atribuyó ese problema al hecho de que mientras Buenos Aires aporta el 40% de los recursos coparticipables, “recibe sólo el 22%”.

La Ciudad de Buenos Aires fijará su postura al respecto de esta decisión del Ejecutivo a través de una conferencia de prensa que brindará esta tarde Rodríguez Larreta.

Mientras tanto, el PRO emitió un comunicado en el cual calificó de “inconstitucional, injusta y prepotente” la decisión presidencial, a la vez que consideró que “envía una pésima señal para la convivencia política y democrática en la Argentina”.

“Lamentamos esta situación. Seremos firmes en la defensa de los derechos del Gobierno de la Ciudad y de sus habitantes. Y, como siempre, apostaremos a solucionar las diferencias a través del respeto a la ley y las instituciones, que es la única manera de procesar nuestros conflictos en democracia”, señaló el partido esta mañana.

En la misma línea, la titular del partido, Patricia Bullrich, publicó en su cuenta de Twitter que “la Argentina no se construye enfrentando CABA y PBA. Esa lógica perversa empobrece cada día más al país”.

El diputado nacional Facundo Suárez Lastra aseguró que desde el oficialismo “van por Larreta y se tiran un tiro en los pies que impacta a los más pobres del conurbano”.

“Le sacan $35.000 millones. Los 33 hospitales de CABA cuestan $75.000 millones. El 50% de los pacientes son pobres del conurbano. En mitad de la pandemia le sacan lo que CABA gasta en atenderlos”, analizó el legislador.

En tanto, intendentes bonaerenses del Partido Justicialista (PJ) celebraron la creación de un Fondo de Fortalecimiento Financiero Fiscal para la provincia de Buenos Aires.

“Es un acto de reparación de la Nación a una provincia con muchas necesidades que no puede afrontar sola”, dijo Mayra Mendoza en un comunicado, en tanto que el jefe comunal de Florencio Varela, Andrés Watson, consideró la decisión de gran ayuda para “que se empiece a equilibrar la balanza con justicia social”.

En esa línea, se expresaron también el intendente del municipio de Berisso, Fabián Cagliardi, que estimó que la medida “pone un poco de justicia” y la intendenta de Cañuelas, Marisa Fassi, que remarcó que el Gobierno nacional “tiene la voluntad política de corregir las desigualdades estructurales”.

noticias relacionadas