El oficialismo anticipó que se podría vetar el proyecto que limita la reasignación de partidas

El jefe de la bancada oficialista en la Cámara baja, Agustín Rossi, señaló que «lo que se aprobó en la Cámara de Diputados no es un límite a la movilidad de las partidas sino una eliminación». Al respecto, agregó que está de acuerdo con los dichos del ex presidente Néstor Kirchner, quien pidió vetar la normativa.

En diálogo con FM Milenium, Rossi señaló que el oficialismo proponía limitar al 5 por ciento la movilidad del presupuesto y que lo que se terminó aprobando y girando a la Cámara alta es «una eliminación».

Rossi explicó que el 5% no es un número arbitrario sino que «es el mismo monto que tiene el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y varios gobiernos provinciales».

El diputado apuntó que la iniciativa que ahora deberá recibir media sanción de los senadores «pone en un estado de lentitud enorme a la administración porque cada vez que tenemos que mover una partida habrá que pedirle autorización al Congreso».

Es por eso que el jefe de la bancada oficialista consideró al proyecto de ley «un obstáculo a la acción de Gobierno» y dijo que «le quita al gobierno una herramienta para agilizar la gestión».

«Estamos frente a un capricho y eso se torna peligroso para administrar al país», dijo Rossi.

La Cámara de Diputados aprobó el miércoles y giró al Senado un proyecto que limita la facultad del jefe de Gabinete de reasignar partidas y establece que las decisiones que afecten el monto total del Presupuesto del endeudamiento previsto «quedarán reservadas al Congreso».

La iniciativa, impulsada por varios bloques de la oposición que modifica el artículo 37 de la ley de Administración Financiera, fue respaldada en el recinto por 136 votos contra 90, tras más de 5 horas y media de debate.

Luego de rechazar por 136 votos contra 90 el dictamen de mayoría respaldado por el oficialismo y que contaba con media sanción del Senado, la cámara baja puso en discusión el despacho de minoría impulsado por el arco opositor, que establece que la reasignación de partidas «quedarán reservadas al Congreso Nacional».

Al defender el dictamen de mayoría, el titular de la comisión de Presupuesto de la cámara baja, el kirchnerista santafesino Gustavo Marconato, sostuvo que los cambios propuestos por el oficialismo a la ley de Administración Financiera «no alteran en absoluto la potestad requerida del control del Congreso».

noticias relacionadas