El ministro de Economía desmintió que el Gobierno nacional busque controlar las obras sociales

Amado Boudou afirmó que no existe «ninguna iniciativa» desde el Ejecutivo para controlar las obras sociales, al salir al cruce de versiones periodísticas en ese sentido. «Nuestra agenda es nuestra agenda y no la que imponen los medios» , recalcó el funcionario.

«Si en algún momento hubiera alguna iniciativa, la daremos a conocer como lo hemos hecho siempre», afirmó el también ministro de Economía en diálogo con la prensa, luego de encabezar un acto de entrega de netbooks del programa «Conectar Igualdad» en la localidad bonaerense de Navarro, a 120 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

Por otra parte, el titular del Palacio de Hacienda ponderó la reunión del Consejo del Salario -a realizarse mañana- y vaticinó que los sectores empresarios y los representantes de los trabajadores finalmente llegarán a un acuerdo.

«Tenemos algo muy importante, que es que en la Argentina se sienten a dialogar el sector empresario y los representantes de los trabajadores; después discutirán y se pondrán de acuerdo», aseguró.

En otro orden, Boudou se refirió a la crisis económica internacional al sostener que, desde la Argentina, se está «trabajando muy fuerte en la creación del Banco del Sur para seguir juntos en la cooperación con los países de la UNASUR».

El compañero de fórmula de la Presidenta expresó esos términos en la Escuela Técnica número 1 General Savio, donde se dirigió a los jóvenes, al manifestarles que «tienen la oportunidad de imaginar su vida en un país con mucha paz y mucho trabajo; esta Argentina no la podemos hacer sin ustedes».

Boudou acotó que, tras la jornada de hoy, el 100 por ciento de los chicos de las escuelas estatales de Navarro tienen su netbook y sostuvo que «para que ese tipo de políticas se mantengan en el tiempo, es necesario el acompañamiento del pueblo».

«La igualdad es algo que tenemos que proteger entre todos», aseveró Boudou y enfatizó: «`Conectar` e `igualdad` son dos palabras que se habían olvidado en la Argentina».

Del acto también participaron el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, y el titular de la ANSES, Diego Bossio, cuya administración es la encargada del plan de distribución de netbooks a escolares.

«Conectar Igualdad era impensado en la Argentina de hace algunos años», señaló Bossio, y sostuvo que, en nuestro país, «se envidiaba lo que otros países hacían en la materia y que, en cambio hoy, se está haciendo bien, apostando a que los chicos tengan igualdad de oportunidades».

Bossio manifestó que el programa «tiene que ser un orgullo para todos los argentinos», y agregó que «ya hay muchas localidades en todo el país en las que todos los chicos tienen sus netbooks y eso es una alegría para nosotros».

A su turno, Sileoni afirmó que «un Estado justo no regala nada, sino que abre las puertas para la igualación» y destacó que «fue un símbolo» que la netbook número un millón la haya recibido un chico ciego.

«Hoy le tocó a Navarro, pero son miles las computadoras que se distribuyen todos los días», apuntó el funcionario, y estimó: «Vamos inexorablemente a las 3.600.000 en diciembre del año que viene».

noticias relacionadas