El gobierno porteño ratificó ante la justicia el tarifazo del subte

El gobierno porteño ratificó ante la justicia la vigencia del aumento del 127 por ciento en el boleto del subte y no descartó que vaya a implementar nuevos incrementos en el futuro.

De esta manera, el ejecutivo de la Ciudad confirmó su decisión, al responder al juez Fernando Juan Lima, en torno a ocho pedidos de amparo para que la justicia retrotraiga el aumento al valor anterior de 1,10 pesos hasta una audiencia pública.

Tras esa respuesta, el juez quedó en condiciones de resolver si mantiene la tarifas de 2,5 pesos el viaje o si retrotrae la medida, decisión que podría adoptar el lunes mismo ante la liberación de molinetes en horarios pico dispuesto por el gremio del subte.

En ese marco, el ex jefe de gobierno y ahora legislador porteño Aníbal Ibarra presentó hoy en la justicia una planilla con 100 mil firmas de usuarios de subtes que se oponen al incremento.

En su justificación, el gobierno de Mauricio Macri dijo que la suba a 2,5 pesos por viaje fue resultado de la “supresión del subsidio” que pagaba el Estado Nacional cuando se acordó el traspaso de esta jurisdicción a la local.

A través de la Procuración General, el ejecutivo porteño afirmó además que no tenía forma de reemplazarlo porque ese monto no estaba presupuestado para el 2012.

Negó también tener obligación legal de realizar una audiencia pública para modificar la tarifa aunque aseguró que el pasado 6 de enero, en el decreto 27/12 que incrementó el precio del viaje, llamó a una para discutir el contrato de concesión y un eventual nuevo incremento del boleto.

Esa audiencia se realizará 20 días después que venzan los 90 días fijados por las partes para estudiar los antecedentes técnicos y económicos para la prestación del servicio.

La administración porteña afirmó también que la tarifa del subte fijada desde la privatización del servicio superaba los tres pesos pero que, a raíz de los subsidios, nunca llegó a implementarse.

Fuentes judiciales dijeron que las otras dos demandadas: la empresa Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado y la concesionaria Metrovias, que presta el servicio y cobra el boleto, dieron respuestas de idéntico contenido.

La respuesta de las demandadas por los ocho amparos presentados por ONGs, legisladores de la ciudad y particulares se produjo al cabo de cinco días continuados de protesta por la medida con apertura de molinetes en los horarios picos dispuesto por la Asociación Gremial del Personal de Subtes y Premetro.

Tras estas respuestas, el juez en lo contencioso administrativo y tributario porteño Juan Lima, quedó en condiciones de resolver sobre los ochos pedidos de suspensión del aumento, lo cual podría ocurrir a partir de lunes próximo, reafirmaron las fuentes, dada la urgencia del caso.

noticias relacionadas