El 77 por ciento de los barilochenses votaron por la destitución de Goye

El “sí” a la revocatoria del mandato del suspendido intendente de Bariloche, Omar Goye, se impuso con el 77 por ciento de los votos, contra el 20, y además de la destitución del jefe comunal puso en marcha el proceso de elección de su sucesor hasta 2015.

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, el senador Miguel Pichetto y la intendenta interina, María Eugenia Martini, confirmaron hoy el resultado de la elección, expresando que “no hay motivos de festejo”, pero destacando el valor democrático de la destitución.

Pichetto dijo a Télam que “este es el fin de un proceso poco grato, pero debíamos hacernos cargo de una situación que ya el 20 de diciembre del año pasado, con los saqueos, demostró que el ciclo de Goye estaba terminado”.

“Fue importante para todos nosotros, con el gobernador, los concejales de Bariloche y la intendenta interina, poner la cara en una circunstancia difícil, sacar a Bariloche de la convulsión social en la que había entrado por la impericia del intendente, y apoyar en su recuperación”, sostuvo.

Destacó que “el pueblo expresó su clara voluntad y demostró que teníamos razón en impulsar la revocatoria, que se llevó adelante respetando todos los rigurosos elementos de la Carta Orgánica de la ciudad, con la amplia mayoría en el Concejo, la recolección del 10 por ciento de firmas del padrón y este referéndum popular”.

“Ahora Bariloche va a recuperarse y saldrá adelante, con un fuerte apoyo de la Nación y la provincia como el que viene recibiendo”, afirmó.

Weretilneck expresó que “no hay nada para festejar, pero sí para resaltar: la ciudadanía respaldó con contundencia la decisión del Concejo de poner en marcha la revocatoria, y el acompañamiento de todos para que Bariloche vuelva a ser gobernable y salga adelante”.

El gobernador resaltó que “fue muy importante la concurrencia a votar de más del 60 por ciento, como en elecciones anteriores de Bariloche, y casi lo mismo que se registró en Viedma, en la elección del nuevo intendente”.

También apuntó a la “actitud del radicalismo, que junto a algunos gremios trabajó por el `no`, y hoy es el gran perdedor de esta jornada”.

Recordó que en 2002, “cuando el radicalismo quiso destituir a su intendente (Atilio Feudal) lo hizo con un llamado y una amenaza (del ex gobernador Pablo Verani), y en cambio el Frente para la Victoria recurrió a todas las herramientas de la democracia para hacerlo”.

“Ahora hay que fortalecer a Bariloche con un estrecho trabajo en conjunto con el gobierno nacional y la provincia”, señaló, informando que con el senador Pichetto llamaron al jefe de Gabinete nacional, Juan Manuel Abal Medina, para transmitirle el resultado.

La intendenta Martini destacó a Télam la “madurez democrática del pueblo barilochense” y agradeció “el fuerte respaldo para Bariloche de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el gobierno nacional, como lo hicieron en todos los momentos difíciles que nos tocó vivir en los últimos años”.

Precisó que desde los saqueos del 20 de diciembre el Ministerio de Desarrollo Social fortaleció los programas en Bariloche, “que ya eran muy importantes”, y que también lograron recuperar diversas obras públicas frenadas por la gestión de Goye, entre otras acciones con respaldo nacional.

Al respecto destacó que mañana en Bariloche, junto al gobernador y al senador Pichetto, entregarán netbooks del programa Conectar Igualdad y abrirán sobres de la primera licitación de viviendas del plan PROCREAR.

La intendenta informó que a partir de hoy tiene un plazo de 60 días para convocar a elecciones de intendente, y luego otro de 120 días para realizarlas, estimando que en la primavera a más tardar estará definitivamente resuelto el proceso institucional de la ciudad.

noticias relacionadas