Cuarto intermedio en la reunión de Ríos con los docentes fueguinos

La reunión entre la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, y los integrantes del sindicato docente para destrabar el conflicto salarial que mantiene tomada la casa de gobierno desde el pasado jueves 23, pasó a un cuarto intermedio hasta mañana a las 15.

La mandataria provincial se comprometió a elevar al gremio dos propuestas de incremento de sueldo que podrían acercar a las partes luego de los incidentes de la semana pasada, cuando manifestantes del sector educativo acompañados por otras entidades se enfrentaron con la policía.

Hasta el momento, el Ejecutivo fueguino ofertó un aumento del 33 por ciento y desde el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF) requieren el 50 por ciento de suba.

Ríos pidió plazo hasta mañana para presentar las nuevas alternativas durante el encuentro que sostuvieron en la sede de la legislatura provincial, del que participaron miembros de su gabinete, legisladores y representantes del sindicato.

El secretario de organización del SUTEF, Horacio Catena, agradeció el gesto de la gobernadora y dijo estar “satisfecho” por la marcha de las tratativas, que se habían reencausado el lunes luego de una reunión del Consejo Económico y Social a la que se sumó como mediador el obispo de Santa Cruz y Tierra del Fuego, Miguel Ángel D`annibale.

Sin embargo, los docentes mantienen ocupado un sector de la casa de gobierno y continúan con medidas de fuerza a pesar de la conciliación obligatoria dictada por el ministerio de Trabajo de la provincia.

Una de las circunstancias que complica la negociación es el avance de la causa judicial, iniciada tras una denuncia del gobierno fueguino, en la que se investiga por daños y lesiones a varios de los manifestantes que irrumpieron en el edificio gubernamental, el pasado jueves.

Tanto el SUTEF como el gremio de camioneros, cuatro de cuyos integrantes están imputados en ese proceso, denunciaron una “persecución judicial” y cargaron contra la gestión de Ríos por haber motorizado la causa, aunque la mandataria insiste en que existiendo la división de poderes, no tiene ninguna influencia sobre la justicia.

noticias relacionadas