“Cuanta más gente decide en las urnas, más sustentabilidad se da a la democracia”

La Presidenta afirmó que la posibilidad de que los jóvenes entre 16 y 18 años puedan votar, otorga más “sustentabilidad a la democracia” porque “cuanta más gente decide es mejor”.

“Y ahora, si Dios lo quiere y los diputados también, los jóvenes de 16 años tendrán la oportunidad de optar, si quieren hacerlo, para emitir su voto”, afirmó la Presidenta respecto del proyecto que trata el Congreso.

En esa dirección, Cristina Fernández afirmó que “la constante ampliación de esa base electoral es al mismo tiempo la ampliación de la sustentabilidad de la democracia”.

Cristina remarcó “el derecho a elegir y el deber también de ejercer la responsabilidad de ese voto pensando de acuerdo a sus ideales, pero siempre pensando en la Argentina por sobre todas las cosas”.

La Presidenta encabezó este martes a la tarde un acto en conmemoración de los 100 años de la sanción de la Ley Sáenz Peña, que sentó las bases de la democracia moderna al instaurar el voto universal, secreto y obligatorio.

El acto se realizó en el Museo del Bicentenario, con la asistencia del vicepresidente Amado Boudou; el jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina; el ministro del Interior, Florencio Randazzo; el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti y el titular de la Cámara Nacional Electoral, Santiago Corcuera.

También estuvieron presentes dirigentes radicales como el senador Eugenio “Nito” Artaza y Leopoldo Moreau.

Al iniciar su discurso, la Presidenta pidió “un aplauso para las autoridades electorales” ya que la Justicia Electoral “también cumple 50 años”.

“Este es un encuentro de la democracia, estamos recordando el primer centenario de la Ley Sáenz Peña”, expresó la Jefa de Estado y afirmó que “hasta ese momento, desde 1853, podríamos hablar sin temor a equivocarnos de elecciones minoritarias”.

En ese sentido, la jefa de Estado sostuvo que algunos sectores “marcan como la época de oro y esplendor de la Argentina o nos presentan las históricas presidencias de Mitre, Sarmiento o Avellaneda”, en años anteriores a 1916, cuando se puso en vigencia la Ley Sáenz Peña.

“Lo cierto es que -subrayó- los argentinos no votaban, votaban muy pocos, de un modo absolutamente fraudulento, porque el voto era cantado, y lo hacían solo los hombres, y además votaban lo que quería el que estaba en la mesa, por lo tanto los resultados eran absolutamente amañados”.

Más adelante, Cristina Fernández rindió homenaje “a la fuerza política que primero bajo la denominación de Unión Cívica y más tarde como Unión Cívica Radical protagonizó tres alzamientos cívicos armados” que impulsaron la instauración de la Ley Sáenz Peña.

“Las revoluciones -explicitó- del `90, del `93 y de 1905 lideradas en la primera etapa por Leandro Alem y luego por Hipólito Yrigoyen que permitieron concluir en la ley Sáenz Peña”.

Coincidió con el titular de la Cámara Nacional Electoral, Santiago Corcuera, quien había hablado antes, que la democracia era “incipiente y acotada”, porque el voto “no era universal, la mujer no podía votar”.

También recordó que “en 1916 resultó electo por primera vez don Hipólito Yrigoyen” con una padrón de más un millón de votos sobre uno de siete millones de argentinos.

“Sin lugar a dudas -analizó la mandataria- el voto secreto y obligatorio fue punto de partida para todas las conquistas que más tarde vinieron”, sostuvo.

En esa línea, aseguró que también fue “una clara enseñanza para los ultras que siempre juegan a todo o nada” y agregó que “la democracia y la política no se construyen solamente con la voluntad o con lo que uno tiene ganas”.

En ese sentido, dijo que se construyen “con las relaciones de fuerzas que se van dando en los distintos momentos históricos entre lo que yo puedo denominar las fuerzas populares, nacionales y democráticas y los sectores que no son tan populares, no son tan nacionales y tampoco democráticos”.

Señaló que “hubo una permanente ampliación de derechos” y reseñó que “más tarde, en otro hito histórico, cuando termina el golpe de 1930 de la década infame y el fraude patriótico, el 24 de febrero de 1946 por primera vez nuestras Fuerzas Armadas custodian los comicios y resulta electo (Juan Domingo) Perón”.

Asimismo recordó que ocurrió “más tarde la irrupción de la mujer, la incorporación de la mujer” y le dio “la bienvenida” al cupo femenino en el Congreso de la Nación.

Resaltó “la ampliación que significó concederle a la mujer el 33 por ciento de participación en la lista”, y manifestó que Argentina es “uno de los países que mayor participación tiene de la mujer en las cámaras”.

En otro orden, indicó que la crisis de 2001 “se resolvió dentro de las instituciones de la democracia y tal cual marcan los procedimientos de la Constitución, lo cual significó un salto cualitativo a como se resolvían crisis en otras oportunidades”.

Apuntó Cristina Fernández que “la democracia se ejerce todos los días y necesita ser legitimidad por las autoridades y los ciudadanos en la comprensión de un contrato social”.

Por otra parte, la Presidenta sostuvo que “todos los golpes militares contaron con apoyo de la sociedad civil, hay que decirlo” y reiteró que los éstos “fueron verdaderos golpes cívicos militares” por lo que insistió en que “el principal contrato es el de la regla democrática”.

noticias relacionadas