Comenzó el escrutinio definitivo de las elecciones en la provincia de Buenos Aires

Habrá un total de 100 mesas “funcionando en simultáneo”. La duración del escrutinio dependerá de la cantidad de mesas observadas que haya y de los pedidos de apertura. Podría concluirse en menos de una semana.

 

Los empleados de la justicia electoral y los apoderados y representantes partidarios trabajarán a diario entre las 8 y las 18. Foto: Victoria Egurza.

El escrutinio definitivo de las elecciones legislativas celebradas el domingo pasado en la provincia de Buenos Aires comenzó este miércoles en el centro cultural Pasaje Dardo Rocha, en la ciudad de La Plata.

Participaron del acto el juez federal con competencia electoral, Alejo Ramos Padilla; el presidente de la Suprema Corte bonaerense, Luis Genoud, y el presidente de la Cámara Federal de La Plata, Carlos Alberto Vallefín.

El conteo de votos comenzó a las 8 en el espacio ubicado en calle 50 entre 6 y 7, y hay un total de 100 mesas “funcionando en simultáneo”.

Con el objetivo de acelerar el proceso, Ramos Padilla dispuso incrementar en un 50 por ciento la cantidad de mesas respecto de las elecciones primarias de septiembre, momento en que se comenzó con 44 mesas y se terminó con 63.

Desde la Justicia remarcaron que si bien la duración del escrutinio dependerá de la cantidad de mesas observadas que haya y de los pedidos de apertura, podría concluirse antes de este viernes.

Para ello, los empleados de la justicia electoral y los apoderados y representantes partidarios trabajarán a diario entre las 8 y las 18 horas.

En ese sentido, Daniela Sayal, Secretaria Electoral bonaerense, explicó que “en cada una de las mesas están dos empleados de la Secretaría Electoral, que son los que van a recibir la documentación original que en cada mesa de votación que las autoridades de mesa completaron el día de la elección”.

“En presencia de los fiscales de las agrupaciones políticas que participaron del comicio, se abren los bolsines que la autoridad de mesa cerró con precintos el domingo y se realiza la revisión de cada una de las actas”, dijo.

Así afirmó que “se suman de nuevo todas esos cálculos que hicieron las autoridades de mesa, se transcribe a un acta, que se carga al sistema informático”.

Finalmente, aclaró que “si hubiera una diferencia entre la documentación de la mesa y lo que tienen los fiscales en su certificado, se pide la apertura de la urna. La Junta Electoral resuelve si se hace o no según la documentación respaldatoria que tenga esa agrupación”.

noticias relacionadas