Ciudad: la oposición criticó a Mauricio Macri por la falta de respuestas en la Legislatura

Diputados opositores coincidieron en que el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, evitó responder las preguntas que lo comprometían, al ser interpelado hoy en la Legislatura por su responsabilidad en la causa por escuchas ilegales, al tiempo que desde el oficialismo porteño consideraron como «endebles y frágiles» los argumentos de acusación contra el líder del PRO.

«La conclusión es que Macri fue consecuente con lo que fue el inicio de esta causa y las evasivas constantes y permanentes que viene utilizando: evadió deliberadamente dar precisiones sobre la designación de Jorge «Fino» Palacios y Ciro James», afirmó el presidente del bloque kirchnerista, Juan Cabandié.

En tanto, para el titular de la bancada de Proyecto Sur, Fabio Basteiro, la actuación de Macri «fue lamentable y escandalosa porque no dio respuestas, tuvo una actitud escapista, no se hizo cargo de su responsabilidad sobre esta crisis institucional cuando está procesado por un juez, tres camaristas y dos fiscales».

El presidente del bloque de la Coalición Cívica, Fernando Sánchez, indicó que se trató de una «reunión ordenada, pero sin muchos avances en términos de las responsabilidades en la causa de las escuchas ilegales en el seno del Gobierno de la Ciudad».

«Ni siquiera le hemos preguntado si se sentía culpable, solamente se le estaba pidiendo que después de un año de investigaciones delimite sus responsabilidades. Sin embargo, se negó a contestar, entonces lo único que nos queda es avanzar en la Comisión Investigadora», agregó Sánchez.

En tanto el jefe del bloque Peronista, Diego Kravetz, observó que el jefe comunal, durante las más de cinco horas que permaneció en el recinto ante los diputados, «dejó una serie de lagunas en cuanto a la designación del Fino Palacios, en cuanto a contrataciones que nada tienen que ver con la seguridad y dejó más dudas que certezas».

«Quien ocultó información y quien se niega a contestar las preguntas que le hacen los legisladores difícilmente sea ajeno de aquello que se lo acusa. Hoy me llevo una sensación más fuerte de que Macri es partícipe de las escuchas ilegales», señaló Aníbal Ibarra.

Según el ex jefe de Gobierno, destituído por un juicio político en marzo de 2006, Macri «contestó con un CD realizado por Jaime Durán Barba y siempre respondía lo mismo» y agregó que «se negó hasta a dar el nombre y apellido de la persona con la que se entrevistó en la embajada de Israel».

«La sesión de hoy fue una puesta en escena del macrismo con una tribuna que lo aplaudía ante cada una de sus frases hechas vacías de contenido y respuestas», evaluó el socialista Julián D´Angelo.

Los legisladores porteños de la UCR, Claudio Presman y Rubén Campos, coincidieron en la crítica al sostener que el líder del PRO «se escapó por la tangente y está muy relajado sin la menor inquietud por su responsabilidad institucional».

«Vamos a seguir luchando para que la Comisión Investigadora lo lleve al juicio político, el juicio político lo lleve a su destitución y la destitución lo lleve al único lugar en donde debe estar: el basurero de la historia», aseveró Marcelo Parrilli, del MST.

Desde el bloque oficialista, el titular del boque PRO en la Legislatura porteña, Cristian Ritondo, señaló que el jefe de Gobierno «expuso su verdad y salió airoso ante una oposición frágil».

«No fueron rigurosos, incisivos, y los argumentos de la mayoría opositora fueron muy endebles. Otra vez quedó demostrado que el progresismo en la Ciudad sólo se une para impedir, no quieren esclarecer nada, sino que practican el acoso parlamentario», sostuvo el presidente del bloque macrista.

«Macri ha respondido todas las preguntas de la oposición y, de esta forma, ha contribuido a esclarecer esta causa armada que sólo busca desgastar la gestión de PRO en la Ciudad de Buenos Aires», sostuvo el diputado del PRO Gerardo Ingaramo.

noticias relacionadas