Cecilia Pando se encadenó al Edificio Libertador para reivindicar a represores

La defensora de los represores acusados por violaciones de los derechos humanos durante la dictadura militar, Cecilia Pando, junto a quince mujeres, se encadenó ayer en el Edificio Libertador, sede de la cartera de Defensa

Pando, exigió una entrevista con autoridades de Defensa y de las Fuerzas Armadas.

La activista defensora del terrorismo de Estado, declaró a la prensa que los que considera «presos políticos» están «detenidos ilegalmente», pese a los juicios que se sustancian por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar.

«Queremos garantías constitucionales», exigió Pando y al explicar qué entiende por «presos políticos» se refirió a «militares, policías y gendarmes ilegalmente detenidos».

Pando, finalmente, hizo una interpretación sobre los delitos de lesa humanidad al decir que «en esa época (la dictadura militar) no existía tal categoría».

Cecilia Pando, en declaraciones publicadas en la página de Internet de la Asociación de Familiares y amigos de los presos políticos de Argentina, que nuclea a familiares de militares juzgados por delitos de lesa humanidad, aseguró que «los mandos de las instituciones tienen el deber y la obligación de apoyar y respaldar a los subordinados que cumplieron órdenes, en el marco del conflicto bélico que enfrentó a los argentinos en la década del ´70».

«Nuestros familiares y amigos no eligieron el destino o el puesto de combate que les tocó ocupar en aquella confrontación.

Ellos no decidieron entrar en operaciones. Tampoco definieron la metodología a utilizar en la contienda. Fue el Estado nacional, representado en la persona de los mandos castrenses, el que definió el puesto que cada uno ocuparía en la guerra contra el terrorismo», finaliza Pando al reivindicar el accionar represivo.

noticias relacionadas