Boudou desligó responsabilidad por la deuda renegociada con Formosa

El ex vicepresidente de la Nación durante el kirchnerismo, Amado Boudou, rechazó este lunes las acusaciones en su contra por la millonaria firma de un contrato para renegociar la deuda pública de Formosa con la sociedad The Old Fund y afirmó que todo estaba ya resuelto cuando él asumió en el Ministerio de Economía de la Nación.

Boudou fue indagado este lunes en el juzgado federal de Ariel Lijo en la causa que investiga la firma en el 2009 del contrato por 7,6 millones de pesos con la sociedad a la que se atribuyen vínculos con el ex vicepresidente de la Nación.

Ante la Justicia, Boudou habló para negar los cargos y sostuvo que cuando llegó a Economía el acuerdo con Formosa ya había sido cerrado por su antecesor en el cargo, Carlos Fernández, y el gobernador de esa provincia Gildo Isfrán, explicaron a Télam fuentes judiciales.

Boudou arribó a los tribunales federales de Retiro poco antes de las 10 y permaneció en el juzgado de Lijo poco más de una hora junto a su abogado, Eduardo Durañona.

El ex vicepresidente hizo una defensa oral en la que, además, negó conocer a quien figuraba como presidente de The Old Fund, Alejandro Vandenbroele, quien firmó el contrato con el gobierno de Formosa, que representó el primer cliente de esa sociedad.
Al igual quien fuera su socio y amigo José María Nuñez Carmona, indagado la semana pasada, Boudou negó haber tenido vínculos o relación con «The Old Fund».

Boudou ya está procesado en la causa por las irregularidades en el traspaso de la imprenta ex Ciccone Calcográfica que también quedó en manos de esa sociedad de Vandenbroele, quien según la Justicia habría sido testaferro de Boudou.

Según la acusación que se le leyó a Boudou, para Lijo lo ocurrido con la deuda pública de Formosa se trató de una «maniobra» por la cual el ex vicepresidente «mientras ocupaba el cargo de Ministro de Economía y José María Núñez Carmona como su socio y amigo personal (con roles desdoblados, uno desde el sector público y el otro privado), y a través de la firma The Old Fund y de su representante Alejandro Vandenbroele, habrían realizado un contrato de consultoría de forma irregular y en violación de la ley provincial 1180 con el Fondo Fiduciario de la provincia de Formosa (Fonfipro)».

The Old Fund recién había iniciado sus actividades y el contrato con Formosa fue el primer pago que recibió, para lo cual emitió su factura número 3 mientras que la uno y la dos figuraron como anuladas.

Según la causa judicial, la reestructuración de la deuda pública de Formosa ya había sido negociada con un convenio firmado entre quien antecedió a Boudou en Economía, Carlos Fernández, y el gobernador Gildo Insfrán.

Boudou cerró la ronda de indagatorias ordenadas hasta el momento por Lijo en la causa, por lo cual el juez quedó ya en condiciones de resolver la situación procesal de todos los imputados.

noticias relacionadas