Binner se pone “a disposición de la Justicia” en la causa que investiga al ex jefe policial

El líder del Frente Amplio Progresista (FAP) se puso “a disposición de la justicia” en la causa que investiga a Hugo Tognoli por sus presuntos vínculos con el narcotráfico. Los principales dirigentes del justicialismo local se reunirán para analizar la situación institucional en Santa Fe.

Hermes Binner sostuvo que Tognoli -a quien el ex gobernador santafesino designó como titular de la ex división de Drogas Peligrosas durante su mandato (2007-2011)-“debe someterse a la Justicia” y agregó: “Estoy a disposición de la misma para que conozcamos la verdad”.

A través de una solicitada publicada este domingo en diarios de la provincia de Santa Fe, el ex candidato presidencial del FAP reivindicó su decisión de designar a Tognoli en Drogas Peligrosas, quien ahora está detenido e investigado por la justicia federal por su presunta protección a narcotraficantes santafesinos.

Binner explicó que la carrera del ex jefe de policía de Santa Fe “se desarrolló durante los gobiernos anteriores” y agregó que cuando él asumió la gobernación la foja de servicios de Tognoli “no contenía observación alguna respecto a su participación en la comisión de presuntos delitos”.

“Reafirmo mi compromiso personal en colaborar para detener y eliminar la presencia y el avance de un flagelo de alta peligrosidad para toda la población”, dice otro párrafo del texto publicado por Binner en la prensa local.

“Además -continúa- considero necesario que las investigaciones no se detengan en uno o dos sospechosos, sino que lleguen al fondo del problema del narcotráfico en la Argentina”.

“El gobierno de Santa Fe dispuso y dispone todos los medios a su alcance para combatir el tráfico de drogas en la provincia. Así, a partir de diciembre de 2007 comenzó una política activa de persecución del narcotráfico en Santa Fe, multiplicando los procedimientos de búsqueda y secuestro de drogas, y se desmantelaron por primera vez las llamadas `cocinas`, donde se las produce”, agrega.

En tanto, los principales dirigentes del justicialismo de Santa Fe se reunirán este lunes en la sede del partido convocados por su titular, José Luis Freyre, para analizar la situación institucional suscitada tras la detención de Tognoli.

La convocatoria surgió tras frustrarse la reunión que iba a desarrollarse el viernes pasado en Rosario entre el gobernador Antonio Bonfatti y los legisladores nacionales por el distrito, luego de que el mandatario se negó al ingreso de la prensa.

Fuentes partidarias dijeron que Freyre convocó a los senadores y diputados nacionales, a los legisladores provinciales y a los intendentes y presidentes comunales, entre otros.

En cuanto a la causa que se sustancia en la Justicia federal de Rosario contra el ex jefe de policía, el consenso de los dirigentes peronistas es que también deben ser desplazados el nuevo jefe, Cristian Sola (antes segundo de Tognoli) y José Luis Romitti, actual subjefe de la fuerza.

Para el diputado nacional Agustín Rossi fue “un grave error haber promovido a un jefe de Drogas Peligrosas a la Jefatura de Policía de la provincia por la concentración de poder que eso significa”.

El legislador kirchnerista se refirió de ese modo tanto a Tognoli como a Sola, ya que ambos dirigieron Drogas Peligrosas antes de llegar a la cúpula policial.

En la misma línea, el diputado provincial santafesino del Movimiento Evita, Gerardo Rico, aseguró que el actual jefe de la policía local, Cristian Sola, “es socio de Hugo Tognoli en toda esta investigación del narcotráfico”.

En ese sentido, Rico añadió en diálogo con Télam que el actual número dos de la fuerza, comisario José Luis “Romitti, Tognoli y Solá son los tres de la localidad de San Justo, eran amigos desde chicos y jugaban juntos”.

“Los tres entraron a la policía, estuvieron en la ex Drogas Peligrosas y los tres llegaron a la jefatura de la fuerza de seguridad en Santa Fe”, precisó el legislador del Movimiento Evita acerca del vínculo entre los uniformados.

El dirigente señaló además que el caso Tognoli y la reacción del gobierno de Antonio Bonfatti dejó al descubierto que la administración provincial no controla a la fuerza de seguridad.

“La policía no está controlada en absoluto por el poder político y eso es gravísimo”, sostuvo el diputado kirchnerista y remarcó que “el gobierno provincial no sabe adónde ir, no tuvo propuesta sobre seguridad en los últimos cinco años, siendo que es uno de los temas centrales de los planteos de la sociedad”.

El propio ministro de Seguridad santafesino, Raúl Lamberto, reconoció el jueves pasado durante una interpelación en la Legislatura provincial que debía retomar el control de la fuerza policial.

noticias relacionadas