Allanaron la casa de Lagomarsino en busca de computadoras y documentos a nombre de Nisman

El procedimiento se llevó a cabo en la localidad de Martínez, partido de San Isidro, y estuvo a carg de la Policía Metropolitana. La jueza lo ordenó en respuesta a un pedido formulado por Sandra Arroyo Salgado.

La jueza Fabiana Palmaghini, a cargo de la instrucción en la causa en la que se investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman, ordenó un allanamiento en la casa de Diego Lagomarsino, el licenciado en informática y propietario del arma que causó la muerte del funcionario judicial que estaba a cargo de investigar el atentado a la AMIA.

El allanamiento se llevó a cabo en la localidad de Martínez, en el partido de San Isidro, donde reside Lagomarsino, y está a cargo de la Policía Metropolitana. La magistrada lleva a cabo estas diligencias en respuesta a un pedido formulado por la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, ex esposa de Nisman y querellante en esta causa. Fuentes ligadas a la investigación confirmaron a Télam que el procedimiento se inició en horas de la tarde, a partir de que el juez de Garantías de San Isidro, Diego Martínez, convalidó a través de un exhorto la orden elevada por Palmaghini.

De acuerdo al pedido elevado, los investigadores buscan en el domicilio de Lagomarsino toda computadora fija o portatil, pendrives, discos rígidos y toda documentación a nombre de Alberto Nisman.

Esta medida se sumó a la adoptada la semana pasada por la jueza y a partir de otro pedido formulado por Arroyo Salgado, cuando la magistrada suspendió los peritajes informáticos en los dispositivos electrónicos del fallecido fiscal, argumentando la necesidad de preservar “la privacidad” de la víctima.

El experto en informática que trabajaba bajo las órdenes de Nisman con un sueldo de 41 mil pesos, declaró haber suministrado al fallecido fiscal un arma de su dominio desde la cual salió el disparo que provocó su muerte.

Actualmente, este ex colaborador de la fiscalía encargada de investigar la causa AMIA está imputado por haber entregado esa pistola calibre 22 a Nisman, un día antes de que apareciera sin vida en su departamento de Puerto Madero.

La diligencia, que se inició alrededor de las 18, continuaba pasadas las 22 sin que se reportara el hallazgo de objetos buscados.

noticias relacionadas