Alberto Fernández: el Gasoducto Néstor Kirchner hace realidad la “soberanía energética”

El Jefe de Estado reivindicó la obra de infraestructura que permitirá un ahorro anual de US$ 4.200 millones al año en sustitución de importación de gas natural licuado, combustibles líquidos y energía eléctrica.

El presidente Alberto Fernández sostuvo este miércoles que el “el proceso de llenado del Gasoducto Néstor Kirchner” iniciado el martes es “un paso fundamental para el futuro de toda la Argentina” y afirmó que, con esa acción, se está haciendo realidad la “soberanía energética nacional”.

A través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, el Jefe de Estado reivindicó la obra de infraestructura que permitirá un ahorro anual de US$ 4.200 millones al año en sustitución de importación de gas natural licuado, combustibles líquidos y energía eléctrica.

“Es un hecho emocionante y verdaderamente trascendente: estamos haciendo realidad nuestra soberanía energética”, afirmó Fernández en su posteo.

Las palabras del Presidente se ven acompañadas por un video en el que se muestran una parte de las instalaciones y el momento de la apertura de las válvulas del ducto.

“Alcanzamos este hito gracias al valioso esfuerzo de diferentes organismos del Estado que llevaron adelante el proyecto junto al sector privado, y a cada trabajadora y trabajador que puso todo su empeño para hacerlo posible. Unidos, por el bien de la patria”, concluyó el mandatario.

El Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK), una obra clave para el desarrollo energético de la Argentina, concretó este martes la apertura de la primera válvula de llenado como parte del proceso que concluirá el 9 de julio próximo, cuando se realice la inauguración oficial del primer tramo del ducto que llevará el gas de la formación de Vaca Muerta al centro del país.

La puesta en marcha del gasoducto que se extiende desde Tratayén, en Neuquén, hasta la localidad bonaerense de Salliqueló, permitirá ampliar la capacidad de transporte de gas y hacerlo llegar a los centros de consumo, lo que permitirá un ahorro de US$ 4.200 millones al año en sustitución de importación de gas natural licuado, combustibles líquidos y energía eléctrica.

Al respecto, el ministro de Economía, Sergio Massa, afirmó que la obra “cambia la historia de la matriz energética y productiva argentina”, y recordó que “estaba planificada en el 2015” pero que “se paró años por falta de visión estratégica y por falta de coraje”.

“Cuando hay coraje y decisión, una obra que cambia la historia de la matriz energética y productiva argentina se puede hacer”, afirmó Massa en un mensaje en Twitter, en el que señaló que a pesar de que “dijeron que era una obra de 24 meses” y que “era imposible hacerla en 8, hicimos lo imposible posible”.

noticias relacionadas