Alak va al Senado y arrancan las audiencias públicas por la reforma del Código Civil

La discusión sobre la reforma y unificación de los códigos civil y comercial continuará esta semana en el Congreso con la exposición del ministro de Justicia, Julio Alak y con el inicio de las audiencias públicas.

El ministro Alak explicará el martes a las 14 los principales alcances de la propuesta oficial, durante una nueva reunión de la comisión bicameral para la reforma de los códigos que se reunirá en el salón Azul del Senado.

Luego de la exposición del funcionario, el jueves a las 14, se concretará la primera de las audiencias públicas en las que representantes de organizaciones civiles y particulares interesados que se hayan inscripto previamente podrán dar su punto de vista sobre la iniciativa del Gobierno.

El proyecto, elaborado por un centenar de expertos convocados por la administración de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante 2011, redujo a 2.671 la cantidad de artículos del nuevo código unificado, de los actuales 4.000 que posee el Civil y 506 el Comercial.

Fuentes parlamentarias informaron que la inscripción para las audiencias públicas podrá realizarse hasta el miércoles 22 de agosto a las 17.

Las audiencias finalizarán el 8 de septiembre en el Congreso Nacional y continuarán en el interior del país durante el resto de septiembre.

El presidente de la Comisión Bicameral, el oficialista Marcelo Fuentes, confirmó que las audiencias se realizarán los martes y jueves durante 90 días, tal como lo estipula el reglamento aprobado la semana pasada en el seno de la comisión.

La iniciativa legisla sobre cuestiones como el divorcio (establece que no deberán esperarse tres años para poder divorciarse), y la adopción (reduce de 30 a 25 años la edad para adoptar y habilita a los convivientes sin necesidad de matrimonio).

En materia de reproducción humana asistida, incorpora las técnicas de inseminación
artificial y fecundación in vitro, al tiempo que equipara la filiación con los derechos de los hijos naturales y los adoptivos.

También elimina la infidelidad como causa jurídica de divorcio, reconoce al régimen de propiedad comunitaria de los pueblos originarios, y los llamados derechos personalísimos, como las relaciones con la imagen personal y la información sobre tratamientos médicos.

La propuesta define a la protección de la vivienda como valor fundamental para la dignidad y desarrollo de la persona y destaca el derecho de los usuarios y consumidores, con lo que se busca evitar abusos en casos de mercados cautivos.

El diputado Fuentes declaró que el debate «es un avance importante» ya que permite «discutir diferencias» como las que surgen con los modelos únicos de familia y de matrimonio.

La comisión bicameral recibió la semana pasada a tres de los juristas que participaron de la confección del texto, los jueces de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti y Elena Highton, y la jurista Aida Kemelmajer de Carlucci.
Lorenzetti declaró que la reforma permitirá a la Argentina tener «un código» que será «un modelo a imitar» en el mundo.

La comisión bicameral que debe debatir un nuevo Código Civil y Comercial se constituyó el miércoles último en un plenario en el Senado, en el que se consensuó un reglamento y se fijó la agenda de encuentros.

Además de Fuentes y la diputada Diana Conti, quienes alternarán la presidencia de la comisión, el grupo parlamentario de trabajo está integrado por el senador radical Ernesto Sanz (vicepresidente segundo) y el diputado también radical Ricardo Gil Lavedra (secretaría).

La comisión, que reúne a 15 legisladores de cada cámara, tiene entre sus miembros a los senadores kirchneristas Miguel Pichetto, Walter Barrionuevo, Aníbal Fernández, Pedro Guastavino, Daniel Filmus, Marcelo Guinle y Nanci Parrilli.

Por el radicalismo, en tanto, están también Gerardo Morales y Luis Naidenoff; Samuel Cabanchik, por Proyecto Buenos Aires Federal; los peronistas disidentes Adolfo Rodríguez Saá y Juan Carlos Romero; y la representante de FAP, Norma Morandini.

Entre los representantes de la Cámara de Diputados fueron designados los oficialistas Julián Domínguez (titular de la cámara baja), Luis Cigogna, Eduardo «Wado» De Pedro, Graciela Giannettassio, Agustín Rossi, Alfredo Dato y Juan Pais.
La oposición, por su parte, sumó a los radicales Mario Negri y María Luisa Storani; a la legisladora del Frente Peronista, Graciela Camaño; a la del FAP, Liliana Parada; a la representante del MPN, Alicia Comelli y al diputado de PRO, Pablo Tonelli.

noticias relacionadas