ACUMAR tiene disponible en la web los datos del personal de fiscalización 

La Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo sumó personal de fiscalización para optimizar los controles a los establecimientos productivos y de servicios de la Cuenca y actualizó el listado online.

De acuerdo con el artículo 4 de la Resolución 12/2019 de ACUMAR, se actualizó de manera online el listado de inspectoras, inspectores y tomadores de muestra habilitados para realizar fiscalizaciones en los establecimientos de la Cuenca Matanza Riachuelo. De esta manera, las empresas inspeccionadas pueden verificar la identidad e idoneidad de las y los agentes que los visitan en representación de ACUMAR, a través del sitio web o escaneando los códigos QR que figuran en las credenciales que el personal presenta al momento del procedimiento.

El personal de fiscalización realiza diariamente inspecciones en las empresas radicadas en la Cuenca con el objetivo de controlar que los impactos ambientales de sus procesos productivos, sus sistemas de tratamiento de efluentes líquidos, la gestión de los residuos peligrosos y los avances de sus planes de adecuación ambiental, entre otros factores, estén adecuados a la normativa ambiental vigente.

Para ampliar la capacidad de control industrial y monitoreo ambiental de ACUMAR, incorporaron seis nuevos analistas a la Coordinación de Adecuación Ambiental, quienes se suman a los equipos de diagnóstico y análisis de los Planes de Adecuación de las empresas y cuatro inspectoras, inspectores y tomadores de muestras, para tareas de fiscalización en territorio. Dentro de las incorporaciones, se buscó incrementar la diversidad de género en el equipo.

Las fiscalizaciones que realiza la Autoridad de Cuenca se planifican priorizando las visitas a las empresas de alto impacto ambiental, mientras que, en simultáneo, efectúa inspecciones para monitorear los Planes de Adecuación de las empresas declaradas Agente Contaminante. También se encargan de realizar operativos en lugares específicos demarcados por denuncias recibidas.

En cada establecimiento realizan una verificación de las condiciones y funcionamiento de la planta, se constata el avance y cumplimiento de los Planes de Adecuación, se controla la documentación, la gestión y retiro de residuos peligrosos y domiciliarios, se extraen muestras de efluentes líquidos de las cámaras de toma, en ocasiones también del suelo, y de diferentes puntos de interés, que luego son analizados para corroborar que se encuentren en sintonía con los parámetros establecidos por la normativa vigente.

noticias relacionadas