Taekwondo no olímpico, popular y competitivo

Sin estar en los Juegos Olímpicos, en Argentina sigue siendo es el más practicado. Su filosofía de vida busca mejorar la mente y el cuerpo sin olvidar por completo la competitividad. Ferré y Espinoza (foto) promueven al Taekwondo ITF como filosofía de vida.

En nuestro país, pensar en Taekwondo nos remite automáticamente al nombre de Sebastián Crismanich. Y no está mal. El correntino ganó la Medalla de Oro de la disciplina Taekwondo, en la categoría de hasta 80 kilos en los Juegos Olímpicos celebrados en Londres en 2012. Pero lo que no está bien es no tener en cuenta que el Taekwondo no olímpico, aún hoy, es la rama del deporte más practicada. Y por lejos.

 
Crismanich, encarna a la Federación Mundial de Taekwondo (WTF), a través de la Confederación Argentina de Taekwondo (CAT), que antes de Londres reunía apenas al 20 por ciento de los practicantes del deporte en el país. Porcentaje que no ha variado mucho en la actualidad. Si bien, los representantes de la Federación Internacional de Taekwondo (ITF) en la Argentina, la Federación Argentina de Taekwondo (FATI), perdieron alumnos y apoyo económico, conservan la abrumadora mayoría de los estudiantes. A contramano de lo que sucede a nivel internacional, donde el Taekwondo más popular es el de la WTF (que se practica en los Juegos Olímpicos), aquí se da la particularidad de que el 75 por ciento de los practicantes del deporte en cuestión lo hacen bajo las reglas de la ITF, según cifras de ambas entidades nacionales. Así, la filosofía de vida del Taekwondo no olímpico conserva todo su potencial.

 
Cabe recordar que, el Taekwondo comenzó a desarrollarse en Corea a partir de 1945, después de terminada la ocupación militar japonesa en dicha península. En Argentina, fue introducido en 1967 de la mano de Kim Han Chang, Choi Nam Sung, y Chung Kwang Duk (que reportaban a la ITF del Gral. Choi) y Lee Chong Seo (Mu Duk Kwan). Exiliado en 1972 el Gral. Choi de Corea y conservando su carácter de presidente de la ITF, al poco tiempo en Corea se funda la WTF. Los instructores coreanos locales, así como sus alumnos, no estaban muy al tanto de estos movimientos “políticos”, y estaban mayormente dedicados a la enseñanza y práctica. La puja entre ITF y WTF no se había trasladado aún a la Argentina, pero el Gral. Choi ya hacía viajes frecuentes para asegurarse la fidelidad de los practicantes de Argentina a su organización.

 
No obstante, a fines de la década de 1970, las escuelas argentinas se dividieron entre aquellas que adherían a la ITF liderada por Choi, y la WTF, creada por iniciativa del estado surcoreano, desarrollándose así los dos grandes estilos del taekwondo, el Taekwondo-ITF y el taekwondo-WTF. La Federación Argentina de Taekwondo (FATI) está adherida a la ITF, y la Confederación Argentina de Taekwondo (CAT) está adherida a la WTF y reconocida por el Comité Olímpico Argentino (COI).

 
En el Club Social y Deportivo Defensores Del Monte de Villa Dominico tres veces por semana el fútbol da paso al Taekwondo no olímpico de la ITF. Allí, José Espinoza, 6º Dan y director del Centro Zona Sur de Taekwondo ITF y el profesor y Licenciado en Educación Física Sergio Ferré, 5º Dan y Coordinador de Artes Marciales de la Municipalidad de Avellaneda, lo enseñan a cada vez más pibes y adultos. Ambos, lo adoptaron desde muy chicos (comenzaron a los 5 años) y hoy, a los 57 y 43 años respectivamente, con el grado de Sabon-nim -Gran Maestro-, lo entienden como algo más que un deporte: como una filosofía de vida para mejorar la mente y el cuerpo.

 
Espinoza lo explica claro: “Taekwondo etimológicamente significa, Tae: acción de pie; Kwon: acción de mano; Do: Camino. Y el camino no se considera como algo exclusivamente físico, la práctica y el estudio del Taekwondo constituyen una auténtica forma de vida”. Y enseguida agrega: “el Taekwondo que practico y enseño nada tiene que ver con el marketing de la Federación Mundial”.

 
“Aunque el Taekwondo ITF y Taekwondo WTF tengan las mismas raíces antiguas, y provengan del mismo árbol, no podemos negar que hoy tienen marcadas diferencias”, dispara Ferré. “Maestros de ambas ramas durante muchos años muy pocas veces se interrelacionaron, algunos, tomaron sus diferencias como algo personal, arraigado en el tiempo por incluso la mala relación que hay entre los surcoreanos, y los norcoreanos, por razones de guerras, etc.”, explica Espinoza.

 
El desarrollo de la filosofía del Taekwondo creado por Choi Hong Hi, fue influenciado por filósofos orientales tales como Confucio, y Lao Tzu, por el Budismo, y por la filosofía de las artes marciales. Sin embargo, los valores fundamentales, expresados en los principios del Taekwondo, son universales. “En la Enciclopedia del Taekwondo, el General Choi, nos mostró como encontrar un balance armonioso entre lo físico y lo mental”, agregan los Sabon-nim Espinoza y Ferré.
Espinoza y Ferré son discípulos del Maestro Pablo Trajtenberg (cinturón negro, 8° Dan) y tienen muchos proyectos en común con el Taekwondo ITF como filosofía de vida.

 
“Queremos tratar el trabajo físico infantil apuntado a las artes marciales para que mejore la calidad de enseñanza y que más instructores se animen a dar clases para los más chicos”, confiesa Homet. El punto es desarrollar nuevos procedimientos pedagógicos que ayuden a comprender el mensaje del Taekwondo. “La idea es que el alumno no esté pateando todo el tiempo, sino también explicarle como tiene que usar el arte y por qué”, dice Espinoza. Para Homet: “al practicar el Taekwondo ITF y al vivir de acuerdo a sus valores fundamentales, nos transformamos en buenos ciudadanos y somos capaces de crear un mundo mejor”.

 
La filosofía del Taekwondo no olímpico, en definitiva, puede ser resumida por las últimas dos frases del Juramento del Estudiante de la ITF que figuran en la entrada del Dojo (espacio donde se enseña y práctica): “Seré un campeón de la justicia y la libertad. Construiré un mundo mejor y más pacífico”. Valores que promueven e intentan difundir tanto Espinoza como Ferré. Dos hombres que estudian y enseñan con pasión el estilo del Taekwondo más practicado en Argentina, que apunta no sólo a la competencia sino, sobre todo, a mejorar el cuerpo y la mente. El Taekwondo no olímpico sigue vigente. Y su filosofía de vida, también.

 

Taekwondo ITF: sus principios y dónde practicarlo gratis
Tanto para José Espinoza, 6º Dan y director del Centro Zona Sur de Taekwondo ITF, como para Sergio Ferré, 5º Dan y Coordinador de Artes Marciales de la Municipalidad de Avellaneda, el Taekwondo no debe ser entendido como una mera competición sino como una filosofía de vida. En ese sentido, apuntan a seguir desarrollando la rama del deporte que responde a la Federación Internacional de Taekwondo (ITF) en contraposición a la de la Federación Mundial de Taekwondo (WTA). Esta última de la mano de la competencia olímpica ha tenido algunos avances con la alta exposición mediática de Sebastián Crismanich, oro en los juegos de Londres 2012. Aunque esta última sigue siendo minoritaria, a contramano de lo que sucede internacionalmente, frente a la rama no olímpica que practican y enseñan Espinoza y Ferré, focalizada en el desarrollo del cuerpo y la mente, y en los valores morales de los individuos. Los Sabon-nim (Gran Maestro) Espinoza y Ferré sostienen que se debe buscar un equilibrio armonioso entre la mente y el cuerpo que nos lleve a mejorar como personas y ciudadanos.

 
Auspiciados por la Municipalidad de Avellaneda, Espinoza y Ferré enseñan, en forma totalmente gratuita, el Taekwondo no olímpico de la ITF en el Club Social y Deportivo Defensores del Monte, de la localidad de Villa Domínico, ubicado en Villegas 3765 (consultar horarios en: 4217-2337, todos los días de 19 a 23 hs).

 

Textuales

“El Taekwondo (…) nada tiene que ver con el marketing…”, enfatiza Espinoza.

“Al practicar Taekwondo ITF, somos capaces de crear un mundo mejor, dice Ferré.

 

500 mil

Es el número de taekwondistas (instructores y estudiantes) en Argentina.

75%

Se estima que es el porcentaje de gente que practica Taekwondo no olímpico.

 

5to campeonato bonaerense de Taekwondo ITF: Avellaneda ganó varias medallas
El taekwondo de la ITF, popular pero no olímpico, promueve como fin principal el desarrollo de la mente y el cuerpo aunque no olvida la práctica de la competencia. El 23 de abril pasado, en el Club 9 de Julio de la ciudad de Junín, se llevó a cabo la quinta edición del campeonato bonaerense de Taekwondo de la ITF y los alumnos del Sabon-nim Sergio Ferré, Coordinador de Artes Marciales de la Municipalidad de Avellaneda, se llevaron varias medallas. En la competencia de lucha, Martín Lagos (Categoría Azul/Rojo, Adultos, Peso Mediano), Alejandro De Candia (Categoría Azul/Rojo, Adultos, Peso Pesado), Rodrigo Insaurralde (Categoría Blanco /Punta Amarillo, Infantil, Peso Liviano) y Juan Manuel Martínez Albarado (Categoría Amarillo/Verde, Juvenil, Peso Liviano) obtuvieron el primer puesto. En tanto, Thiago Calvo (Categoría Verde/Azul, Infantil, Peso Pesado) fue tercero y Juan Palevecino (Categoría Verde/Azul, Infantil, Peso Liviano) clasificó en el cuarto lugar. En la modalidad “formas”, Alejandro De Candia alcanzó el tercer puesto; al igual que Rodrigo Insaurralde.
Alejandro Ferré
Estudiante de la UNDAV
en práctica profesional

noticias relacionadas